Aislados están ya los dos mil reos más peligrosos de Honduras

Asilados están ya los dos mil reos más peligrosos de Honduras.

»

El presidente, Juan Orlando Hernández, informó sobre la operación de traslado de reos de alta peligrosidad del centro penitenciario de Tamara a la cárcel de máxima seguridad conocida como la Tolva, ubicada en Morocelí al oriente del país.

El mandatario hondureño detalló que fue un total de 773 privados de libertad de alta peligrosidad los que fueron reubicados, específicamente los miembros de la mara MS-13, y de la Pandilla 18, los que estaban en el módulo Escorpio y otros módulos. Hernández resaltó que la operación fue muy planificada, y realizada efectivamente con más de tres mil agentes de seguridad brindando protección, así como también la implementación de tecnología de punta para la comunicación de los agentes, helicópteros, y carros artillados.
“Los traslados se venían planificando hace dos meses en el marco del plan de mejoramiento del sistema carcelario del país, El Pozo II es la segunda cárcel de máxima seguridad, tiene capacidad para unos mil 300 privados de libertad, alberga ocho módulos carcelarios, oficinas administrativas y habitaciones para los agentes penitenciarios, con eso se puede decir que los dos mil reos más peligrosos del país están aislados, esos reclusos son los que más luto y dolor le han provocado al pueblo hondureño, la totalidad de los dos grupos criminales representan los que han sido trasladados desde San Pedro Sula, y Tamara, ahora se comenzará con la implementación de las otras fases del mejoramiento del sistema carcelario como es la rehabilitación y la reinserción con base a la tecnificación y participación de los reos en actividades productivas”, declaró el gobernante.
Finalmente el gobernante dijo que no retrocederá ningún milímetro en dicho proceso, y criticó a los que en el pasado miraron con reojo dicho problema y no hicieron nada para resolverlo.
Por su lado el director de la Fuerza Nacional Antiextorsión (FNA), Amílcar Hernández, declaró que el traslado de los sujetos más peligrosos se traducirá en una importante disminución en los niveles delictivos. “Habrá una reducción sustantiva en los actos de extorsión, sicariato, robo de autos y tráfico de drogas, como derivación de las acciones dirigidas a debilitar las agrupaciones criminales”, aseguró el jefe policial.
En opinión del oficial la ejecución programada de operativos conjuntos, ha permitido quebrantar dos fortalezas de las sociedades del hampa: Su unidad dentro de las cárceles y la utilización de menores y de mujeres, sobre todo en el delito de la extorsión.