Alrededor de 75.000 personas sufre cefaleas al tener sexo

El dolor de cabeza, que padecen mayoritariamente los hombres, aparece entre los 20 y los 50 años y sus causas son desconocidas

Aunque dé cierta vergüenza o apuro y exista cierto “tabú”, si durante la actividad sexual se presenta un intenso dolor de cabeza hay que acudir al médico. Unos 75.000 catalanes padecerán en algún momento de su vida un brote de cefalea sexual. Se trata, inicialmente de un dolor de cabeza benigno asociado a la actividad sexual que padece el 1% de la población, un 80% hombres. Suele aparecer entre los 20 y los 50 años, pero sus causas son desconocidas.

Aunque durante muchos años fue conocida como Cefalea Post-coital, la doctora Imma Pericot, Neuróloga del Servicio de Neurología de los hospitales Trueta y Santa Caterina de Girona y responsable de la unidad de cefaleas, explica que “estudios recientes determinaron que no estaba relacionada exclusivamente con el coito, por lo que podía aparecer durante la actividad sexual oral o la masturbación”. No influye una determinada posición, pero si que, según otros estudios, hay más probabilidades que se desencadene el dolor si se adopta una actitud activa o si se practica con una pareja que no es la habitual.

En los dos hospitales de referencia de Girona, el Trueta y el Santa Caterina, se visitan unos 30 pacientes anualmente, pero la doctora Pericot advierte que no son todos los afectados. “Hay muchas personas que no saben qué tienen, si les aparece solo una vez igual no van al médico, otros no preguntan por vergüenza. Solo una parte de los afectados acaba llegando al especialista, por desconocimiento, por eso es una dolencia difícil de cuantificar”, dice.

En la clasificación que lleva a cabo la Sociedad Internacional de Cefaleas, la incluye dentro de las cefaleas primarias, junto a la cefalea por ejercicio físico o por tos. Existen dos variedades de cefalea primaria asociada a la actividad sexual, la preorgásmica, que representa un 25-40% de estas cefaleas y la orgásmica, un 60-75%. El primer tipo se relaciona con un dolor sordo en cabeza y cuello asociado a la contracción de los músculos que incrementa de forma gradual con la excitación hasta llegar a la máxima intensidad durante el orgasmo. La duración del dolor más intenso suele ser de una media hora y puede perdurar horas o hasta tres días atenuado.

El segundo dolor es intenso, explosivo y repentino, aparece simultáneamente al orgasmo y lo eclipsa. En este caso, la doctora Pericot explica que se cree que “probablemente se debe a una vaso-dilatación arterial o dilatación arterial cerebral”. En este caso la duración es de minutos. En estos episodios el cerebro de alguna manera está sufriendo, por ello aconseja la neuróloga “hay que abstenerse de tener actividad sexual hasta que el dolor desaparezca completamente porqué sino hay una gran probabilidad de tener un nuevo episodio”. Se ha comprobado que el 25% de los pacientes que presentan este tipo de cefalea sufren también periódicamente crisis de migraña