Charlie Hunnam se enamoró 'un poco' de Beckham rodando 'Rey Arturo: La Leyenda de Excálibur'

El encanto del exfutbolista David Beckham, su atractivo físico y su amabilidad resultan una combinación letal a la que nadie logra resistirse.

El propio actor Charlie Hunnam, sin ir más lejos, se quedó bastante impresionado y cohibido cuando se encontró cara a cara con el exjugador del Real Madrid en el set de rodaje de la película 'Rey Arturo: La Leyenda de Excálibur', a pesar de que el protagonista de la historia -y por tanto la estrella del lugar- era él.

"David Beckham me pidió mi opinión y algún que otro consejo sobre esto y lo otro. No sé si le fui de ayuda, pero desde luego que para mí fue alucinante. Vi claramente por qué Beckham se ha convertido en el fenómeno global que es a día de hoy. Su secreto es que llega preparado para hacer su trabajo lo mejor posible.

Trabajó con un profesor los acentos, y creo que también con uno de interpretación", comenta el protagonista de la cinta en una entrevista a Mr Porter, en la que aplaude la seriedad con la que Beckham se tomó su trabajo a pesar de que su aparición en pantalla no deja de ser muy breve y anecdótica.

"Este no es su campo, ni de lejos, era solo un pequeño cameo. Pero su cultura del esfuerzo me resultó impresionante. Y eso, combinado con su cercanía y amabilidad, hizo que me resultara increíblemente atractivo", explica asombrado.

Aunque al actor nunca le ha interesado demasiado el mundo del fútbol, con este último trabajo interpretativo Beckham se ha ganado un admirador de por vida.
"No soy fan del deporte rey, lo reconozco, así que no tenía ninguna opinión preconcebida sobre él. Pero para cuando acabó su trabajo y se marchó, yo estaba un poco enamorado de él. Es jodi**mente genial", reconoce Hunnam