Cuáles son los principales componentes de las cremas y para qué sirven

Ácido retinoico, vitamina A y vitamina C, son términos que escuchamos todo el tiempo y que sabemos son buenos para la piel, aunque no sepamos bien por qué. Te contamos sobre sus beneficios, para que sepas qué buscar en tu próxima compra.

n las publicidades de serums, cremas y tratamientos faciales, abundan las descripciones de componentes maravillosos: vitamina C, vitamina A, retinol y muchos otros ingredientes, que prometen dejarnos la piel lisa y tersa. Pero. ¿para qué se usan exactamente?

ACIDO RETINOICO

Es un derivado de la Vitamina A y el componente antiage por excelencia, por su capacidad de penetrar en la célula e interactuar con el ADN. Estimula el recambio celular, afinando la piel y aumentando la síntesis de colágeno. Se lo utiliza para mejorar el envejecimiento cutáneo, las cicatrices y las estrías. También es efectivo para revertir los cambios producidos por el fotoenvejecimiento.

ACIDO ASCÓRBICO (VITAMINA C)

Es el principal antioxidante hidrosoluble, es decir, que se absorbe a través del agua. Estimula la síntesis de elastina y colágeno y actúa como blanqueador, eliminando manchas.
ACIDO HIALURÓNICO

Está presente en estado natural en todos los tejidos vivos y su molécula es idéntica en todas las especies y en todo tipo de tejido (por ejemplo, en cartílagos, articulaciones y en la piel). Aunque se puede obtener de distintos animales, también se fabrica sintéticamente. Su mecanismo de acción es formar una película visco-elástica sobre la piel, con capacidad de retener agua y de acción alisante, suavizante y lubricante. Se usa como ingrediente en productos cosméticos debido a sus propiedades hidratantes, especialmente en el tratamiento de arrugas faciales, ya que la piel envejecida tiene bajos niveles de acido hialurónico.

ALFA-HIDROXIÁCIDOS (AHA)

Son un grupo de ácidos que estimulan el recambio celular, disminuyen el espesor de la epidermis y estimulan la síntesis de colágeno. Los AHA más utilizados son:

Acido Glicólico
Es un derivado de la caña de azúcar. Estimula la producción de colágeno y facilita la disminución de melanina. Mediante su acción se obtiene una piel más fina, turgente y elástica.

Acido Mandélico
Se extrae de las almendras amargas. No irrita tanto como otros ácidos y es antiséptico y despigmentante. Actúa sobre arrugas finas y puede usarse en pieles oscuras.

Acido Láctico
Se extrae de la leche fermentada. Posee propiedades hidratantes y renovadoras.

ACIDO SALICÍLICO

Se extrae de la hoja de sauce. Por su solubilidad penetra con facilidad a través de los conductos sebáceos. Ayuda a disolver la capa córnea de la piel y regula la secreción de sebo, además de tener acción antiséptica y antiinflamatoria. Se puede utilizar para eliminar cicatrices de acné, para afinar los engrosamientos de la piel, para eliminar manchas y para mejorar el aspecto de la piel que estuvo excesivamente expuesta al sol.

Si te interesó esta nota, puede que también quieras leer: ¿Qué tienen las cremas?