El Papa llegó a Colombia

El Papa Francisco toco suelo colombiano en su primera visita oficial a ese país que durara 5 días y lo llevará a tres ciudades y que dice va en caminado a apoyar el proceso de paz con la guerrilla.

El Papa Francisco descendió del avión a las 4:30 de la tarde y fue recibido por el presidente de la República, Juan Manuel Santos, en compañía de su esposa, la Primera Dama María Clemencia Rodríguez de Santos.
El Sumo Pontífice saludó a las más de mil personas que lo esperaban en el Aeropuerto Militar de Catam, recorrió el lugar junto al presidente y su esposa saludando a un grupo de niños de la Conferencia Episcopal, a militares y sus familias y fue recibido además con un baile folclórico colombiano.
A las 4:15 de la tarde de este miércoles aterrizó en la pista norte del aeropuerto Internacional El Dorado de Bogotá el Pastor Uno, el avión que transporta al Papa para la visita que el máximo jerarca de la iglesia católica cumplirá en el país y la cual se extenderá hasta el próximo domingo.

Una bandera de Colombia fue ubicada a lo largo de la pista norte del aeropuerto.
Durante el vuelo, en el primer mensaje previo a iniciar su periplo por Colombia, Francisco agradeció a la prensa que lo acompaña en ese recorrido, el cual calificó como especial. “Es un viaje para ayudar a Colombia a ir adelante en su camino de paz”, dijo el Obispo de Roma a bordo del avión, al tiempo que les pidió a todos “una oración durante el viaje por esto”.
Cambie su foto de perfil de redes sociales por #ModoPapa
Además, se refirió a Venezuela, país que sobrevoló antes de ingresar a espacio aéreo colombiano. “Quisiera pedirles una oración para que pueda haber diálogo, que el país tenga una buena estabilidad, con diálogo”, dijo.
Está previsto que el aterrizaje del Airbus A330 que transporta al Papa Francisco se dé en la pista norte del Aeropuerto El Dorado, la cual permanecerá cerrada por cerca de dos horas.
También se prevé que antes de comenzar su recorrido por la capital del país, el Santo Padre sea sometido a un chequeo médico en la base de Catam, receso que le permitirá adaptarse a la altura de Bogotá pues Roma, donde reside, es una ciudad que está a 52 metros sobre el nivel del mar y se encuentra al cierre del verano, con un promedio de 28 grados a la sombra.