La Princesa Diana habría sido íntima de Meghan, asegura el Príncipe Harry

El hijo menor de Lady Di habló públicamente acerca de su madre, para contar cómo habría sido la relación entre ella y su futura esposa.

a huella de Diana de Gales en la vida de sus hijos, es indeleble y así se demostró en el compromiso de la boda del menor, el príncipe Harry. Por primera vez, en el vigésimo aniversario de su muerte, Harry habló acerca de su madre y cómo ésta habría reaccionado ante Meghan Markle, además de que el anillo de compromiso que la actriz ya luce en el dedo incluye dos diamantes que pertenecieron a la 'Princesa del pueblo', que habría sido su suegra.

En la primera entrevista conjunta que la pareja ofreció, el que fuera el nieto más polémico de la reina Isabel II aseguró que su madre y su prometida habrían sido íntimas amigas si hubieran tenido la oportunidad de conocerse, además de comentar que, siendo fiel a su carácter, más alejado del protocolo, Diana habría reaccionado con un estilo particular, ante el anuncio de que su hijo iba a casarse con una plebeya divorciada y mayor que él.
“Creo que [Diana] habría estado encantada, que se habría puesto a saltar de alegría, y que estaría muy contenta por mí. Y, como ya he dicho, probablemente se habría hecho íntima de Meghan”, señaló el príncipe, de 33 años de edad.

A lo largo de esa misma conversación transmitida por la BBC, donde la pareja de novios se mostró natural y desenfadada y la naturalidad con la que se turnaban los dos enamorados para relatar su historia, Harry también reconoció que lo único que puede ensombrecer su felicidad en un día tan especial es precisamente la ausencia de su madre, de quien habló públicamente por primera vez en veinte años.“Es en días como hoy cuando más la echo de menos, y echo de menos poder compartir con ella este tipo de noticias alegres. Pero bueno, con el anillo y todo lo demás que está pasando, estoy seguro de que…”, aseguró, antes de que su prometida le interrumpiera para completar por él la frase: “Está siempre con nosotros”.

“Sé que está con nosotros, saltando de alegría en algún lugar”, concluyó el príncipe. En honor también a la fallecida princesa de Gales, Harry y Meghan posaron en el White Garden de Kensington Palace, dedicado a la memoria de Diana, que vivió en ese lugar durante toda su vida como esposa y madre.