Luis Enrique: “Nuestro objetivo es hacer cinco goles”

El técnico del Barcelona recupera la fe en sus futbolistas antes de afrontar la remontada ante la Juve, que venció en la ida por 3 a 0

Se complicó la vida a lo grande el Barcelona en Turín, con una expresiva derrota por 3 a 0, y ahora le toca al equipo de Luis Enrique una nueva machada, todo un zarandeo sobre un rival que difícilmente concede tantos huecos y sobre todo goles como ocurriera en la anterior ronda europea frente al PSG. Por eso, el técnico tiene clara la receta para el enfrentamiento: “No tenemos nada a perder y eso nos libera de presión porque el rival tiene prácticamente las semifinales en el bolsillo. Nosotros solo podemos atacar, atacar y atacar, y cuando nos relajemos, seguir atacando”. Ocurre que el preparador azulgrana, apesadumbrado tras la debacle en Turín, ya ha recobrado la fe en los suyos. “Esta vez solo son tres goles y nuestro objetivo es hacer cinco porque ellos uno nos podrán hacer”, resolvió.

Tiene la Juve a su defensa internacional con Italia y, según parece, Luis Enrique vislumbra a un rival atornillado en su propia área por voluntad propia o ahogado por la voluntad azulgrana, hasta el punto de que en el último entrenamiento puso hombres metálicos (los que suelen configurar la barrera) dispersados alrededor del guardameta contrario. Intenciones que niega Allegri, predispuesto a atacar en el Camp Nou como hiciera en el Juventus Stadium. “Lo que está claro es que nosotros vamos a arriesgar. Claro que hubiera preferido un mes y vacaciones en las Maldivas con los jugadores, pero hemos tenido toda la temporada para saber que podemos utilizar uno u otro sistema”. Aunque el Barça se muestra en ocasiones famélico. “Estamos en una dinámica en la que los rivales con poco nos hacen daño, goles. Hay que mejorar y es una evidencia clara. Pero seguimos trabajando igual, dónde presionar, sobre qué jugadores…”, reflexionó el técnico, que solo tiene las bajas de Rafinha y Aleix Vidal, por lo que ayer ya se entrenaron con el grupo Mascherano, Arda Turan y Mathieu.

Explica Luis Enrique que “no hace falta hacer partido perfecto, pero sí muy efectivo para generar al rival una bajada de su confianza”. Y para ello cuenta con el Camp Nou: “Debemos generar las ganas locas de que la gente bote en el estadio antes de empezar el partido”. Y, gallardo, añadió: “Les diría que no se vayan en el minuto 80 como ante el PSG porque el Barça puede hacer tres goles en tres minutos como se vio. Los que estuvieron en el Camp Nou tienen otra oportunidad de vivir una noche histórica. Aunque necesito a todos mis jugadores en su mejor versión o el máximo posible”.

Se presenta una dura batalla para el Barça, pero el entrenador lo tiene claro: “Si hacemos el primero, el segundo lo hará el Camp Nou y el tercero caerá solo”. Mañana se sabrá.