Un helicóptero de la policía científica ataca a balazos el Supremo de Venezuela

El presidente Nicolás Maduro condena el ataque y promete capturar a los responsables

Caracas 28 JUN 2017 - 12:29 CEST
Un helicóptero de la Policía Científica de Venezuela sobrevoló este martes la sede del Tribunal Supremo de Justicia en Caracas, efectuó disparos y arrojó cuatro granadas. La Guardia Nacional Bolivariana repelió el ataque, que se saldó sin heridos.

Un helicóptero de la policía científica ataca a balazos el Supremo de Venezuela
Leopoldo López grita desde la cárcel: “¡Me están torturando, denuncien!”
La transfiguración de Nicolás Maduro
Oscar Pérez, el actor que no fingió
EL PAÍS pudo confirmar con dos vecinos de la zona que el temerario sobrevuelo de la aeronave, inédito en 18 años de era chavista, se produjo poco antes de las 18.00 (hora local) y provocó el caos entre las personas que a esa hora regresaban a sus casas. De inmediato, la zona fue acordonada. Varios vehículos militares han rodeado el Palacio de Miraflores en lo que parece un plan para defender al Gobierno.

El presidente, Nicolás Maduro, ha condenado el ataque y ha prometido capturar "más temprano que tarde" a la tripulación responsable. El jefe del Estado ha contado que una de las granadas arrojadas no llegó a explotar. “Este es el tipo de escalada armada que he venido denunciando. He activado a la Fuerza Armada Nacional para defender el derecho a la tranquilidad. Yo condeno el ataque y le exijo a la Mesa de la Unidad Democrática (coalición opositora) que haga lo propio”, ha agregado en un acto celebrado en el Palacio de Miraflores.