Los debuts de los galácticos

Carlo Ancelotti anunció que Gareth Bale debutará está noche con la camiseta del Real Madrid. Una situación que permite viajar en el túnel del tiempo de la historia reciente del Real Madrid para recordar cómo fueron los estrenos de sus últimos grandes fichajes.

La aventura comenzó con Luis Figo, el primer fichaje que mereció la categoría de galáctico, y alcanza su máxima expresión con el del galés. De todos, el estreno más espectacular fue el de Ronaldo Nazario da Lima, que marcó dos tantos en apenas 25 minutos en juego.

Luis Figo: Derrota en la Supercopa europea ante el Galatasaray
Fue un fichaje absolutamente estratégico. Florentino Pérez llegó a un acuerdo con el protugués del Barcelona cuando todavía era candidato y la operación se consumó pagando la cláusula de rescisión. Su debut fue en Montecarlo, en la final de la Supercopa de Europa contra el Galatasaray. Mal partido y discreta actuación de Figo. Un gol de Jardel dio el título a los turcos. En la Liga, debutó en la primera jornada, en el Bernabéu, y marcó el gol del triunfo (2-1), a cuatro minutos del final. En la Champions, su primer encuentro fue precisamente en Lisboa, ante el Sporting (2-2), el equipo en el que se formó.

Zidane: De la servilleta de Mónaco al estreno de La Romareda
De no haber sido por la resistencia tipo catenaccio de la Juventus, Zidane tenía que haber llegado al Real Madrid la temporada anterior, con Figo. Fue entonces cuando dio su yes a Florentino Pérez, en Mónaco, en una servilleta. El declarado objeto de deseo del presidente se hizo realidad el 19 de agosto 2001, en el partido de ida de la Supercopa de España contra el Zaragoza en La Romareda (1-1).

Negra fue su primera camiseta blanca y desde ese estreno ya supo lo que le esperaba en el fútbol español. Juan Ignacio y Acuña siempre estuvieron atentos a sus movimientos, con faltas constantes cada vez que entraba en juego. Parecida experiencia vivió en su estreno liguero, en Mestalla, ante el Valencia. Albelda le mostró sus credenciales. Para estrenarse en la Champions tuvo que esperar a la jornada quinta, contra la Roma. Arrastraba cuatro partidos de sanción de su etapa en la Juventus.

Ronaldo: Un doblete en 25 minutos gloriosos ante el Alavés
El madridismo esperó su debut con ansiedad desde que en el último día de mercado, Florentino Pérez terminó de convencer al Inter para ficharle. Un mes y cinco días después llegó su debut. Una larga espera provocada por una inoportuna contractura y un estado físico que tampoco era el idóneo, al no haber hecho pretemporada.

Del Bosque no quiso arriesgar. Su momento llegó en el Bernabéu contra el Alavés. Quinta jornada. Entró en el minuto 64 por Portillo. Marcó en el primer balón que tocó. Un remate picado con la derecha. Minutos después cerró el marcador con un segundo tanto. Desde aquel primer día el Bernabéu se rindió a su magia.

Beckham: En la Supercopa se estrena y marca el primer gol de la Liga

EnMallorca, en la ida de la Supercopa de España, David Beckham se viste por primera vez la camiseta del Real Madrid. Queiroz no le coloca en su posición habitual, prefiere ponerle de mediocentro al lado de Cambiasso. Pasa inadvertido hasta el punto de ser sustiuido por Makelele.Ese día Zidane jugaba su partido 100 con el club blanco.

En la vuelta, el inglés celebra su debut en el Bernabéu con su primer tanto como madridista. También marca en su primer encuentro de Liga ante el Betis. Fue, además, el primer gol de la temporada.

Owen: Espectacular estreno para no arrancar como titular

Con su Balón de Oro como máximo reclamo y su oportunismo ante la portería contraria, como mejor aval futbolístico, el delantero internacional inglés llega al Bernabéu para hacer la competencia a Ronaldo, Morientes y Raúl. El día que finalizaron los Juegos Olímpicos de Atenas, tuvo el honor de debutar oficialmente con el Real Madrid.

Camacho no le incluyó en el once titular en el estreno liguero en Mallorca (29-8-2004). Su oportunidad apareció cuando Raúl se lesionó y entró sobre la marcha. El Madrid estaba atascado y una brillante acción individual suya en el lateral del área permitió al Ronaldo márcar el gol del triunfo de su equipo.

Cristiano Ronaldo: Gol de penalti con Bolt como espectador de lujo

El regreso de Florentino Pérez a la presidencia estuvo acompañado de tres grandes fichajes. Cristiano Ronaldo se convirtió en el traspaso más caro de la historia del fútbol. A su presentación acudieron casi tantos espectadores como el día de su debut en el Bernabéu, en la primera jornada de Liga, contra el Deportivo. 29 de agosto de 2009. Disputa el partido completo y marca un gol de penalti. En su debut en la Champions, en Zúrich, marcó dos tantos (2-5).
Usain Bolt fue testigo de excepción de su estreno y realizó el saque de honor.

Kaká: El mismo día que CR7 y fue sustituido por Guti
El brasileño se estrenó de blanco en ese mismo encuentro. La afición le reconoció un par de detalles de calidad, pero se le vio falto de ritmo. Pellegrini le sustituyó a siete minutos del final y entró Guti en su lugar. Su primer tanto como madridista llegó en la jornada cuarta en Villarreal.

Benzema: La competencia con Higuaín desde el primer día
También el francés se vistió de blanco en esa primera jornada. Su mejor acción fue un remate al poste que aprovechó Raúl para marcar el primer gol de su equipo. Desde ese primer día su competencia directa con Higuaín fue un hecho. En el minuto 73 fue sustituido por el argentino. Su primer tanto en la Liga llegó en la jornada tercera ante el Xerez.

Özil: Sin precio de galáctico, pero con estrellas de jugón
Exactamente el mismo día, 29 de agosto, pero un año después del triple debut de CR7, Kaká y Benzema, Özil se estrenaba en Mallorca. Su fichaje no levantó tanta expectación y su precio llegó a ser considerado como una ganga. No fue titular. Entró en el minuto 50 por Di María. Era el debut de Mourinho como entrenador y se quejó de los recogepelotas. Su primer gol llegó ante el Deportivo en la sexta jornada.

Modric: Debuta con un título bajo el brazo ante el Barcelona
Su incorporación tardía al equipo después de unas rocambolescas negociaciones con el Tottenham, retrasaron su debut. Su puesta en escena llegó en el partido de vuelta de la Supercopa contra el Barcelona en el Bernabéu. Entró en el minuto 83 en lugar de Özil y media hora después estaba celebrando su primer titulo como jugador blanco. Su primer partido como titular fue en la jornada tercera contra el Granada y su primer tanto no llegó hasta la décima contra el Zaragoza.