Cannabis medicinal, de droga prohibida a solución terapéutica

por Ultima Hora
0 comentario

El cannabis puede aliviar el dolor neuropático y otros problemas de salud. José Carlos Bouso, experto en el uso medicinal de sustancias psicoactivas de origen vegetal, nos explica sus propiedades terapéuticas para cuerpo y mente.

El uso terapéutico del cannabis es legal en países como Israel, Holanda, Colombia, Argentina, Canadá o Italia, y nuevas evidencias científicas avalan la eficacia de algunos de sus compuestos para tratar enfermedades tan diversas como el síndrome de Lennox-Gastaut (LGS) –una grave epilepsia infantil–, el dolor de origen neuropático, o el autismo. Sin embargo, los efectos negativos asociados al consumo de marihuana han impedido que otros países, entre ellos España –donde solo está aprobado un fármaco elaborado con cannabinoides, Sativex®, para indicaciones muy específicas–, incluyan esta sustancia en su sistema de salud. José Carlos Bouso, psicólogo y doctor en farmacología, acaba de publicar Cannabis medicinal, de droga prohibida a solución terapéutica (Amat editorial, 2019), un libro en el que aborda con claridad y rigor científico las propiedades medicinales del cannabis. El autor, que en la actualidad ejerce como director de Proyectos Científicos de la Fundación ICEERS, donde lidera estudios para comprobar los potenciales beneficios de utilizar de forma adecuada sustancias psicoactivas de origen vegetal, especialmente cannabis, ayahuasca e ibogaína, afirma que existe una leyenda negra sobre el cannabis que es absolutamente falsa y nos explica cómo puede favorecer la salud física y mental.

Explicas que la mayoría de las drogas que hoy se consumen de manera recreativa fueron antes fármacos. En el caso del cannabis, ¿para que se utilizaba?

Eran medicinas utilizadas tradicionalmente por muchas culturas del mundo, principalmente la hoja de coca, el opio y la planta del cannabis, y hay registros de su uso desde el Neolítico como tratamiento para muchas enfermedades, sobre todo el opio y el cannabis, principalmente como analgésicos. No podemos aplicar las categorías médicas actuales para referirnos a los usos antiguos de estas sustancias, pero han sido medicinas empleadas por los seres humanos desde el principio de su historia, y en el caso de la zona andina y de buena parte de América Latina la hoja de coca se empleaba por su capacidad para permitirles adaptarse a medios hostiles como vivir a gran altitud y en unas condiciones climáticas extremas.

Si avanzamos ya en el siglo XIX y XX y nos centramos en el caso del cannabis, en las farmacias de medio mundo había muchísimos preparados de cannabis que se utilizaban para aliviar dolores menstruales o problemas intestinales, o para el tratamiento de la epilepsia, aunque uno de sus principales usos era como analgésico. El cannabis ha sido una de las medicinas más versátiles disponible en las farmacias hasta mediados del siglo XX.

Y si el cannabis ya se ha utilizado desde la antigüedad como remedio terapéuticos, ¿por qué existen tantas trabas en la actualidad para regularizar su consumo como medicamento?

Porque en los años 30 del siglo pasado (aunque esto es algo que daría para otro libro) con la emigración mexicana a Estados Unidos y con la popularización del uso de la marihuana por los negros y por los mexicanos hubo una especie de revuelta moralista en la que se asociaba la marihuana con el crimen y con la perversión, porque relacionaban su uso con las clases marginales. Entonces hubo una campaña para tratar de evitar que los blancos tuvieran acceso al cannabis, e incluso rodaron películas en las que se veía a gente fumando marihuana y volviéndose loca y tirándose por los balcones…

El cannabis se empezó a consumir en contextos recreativos y esto desencadenó una propaganda anticannabis. Esta cruzada se inició en Estados Unidos, y en 1961 en una convención de Naciones Unidas, bajo la presión de Estados Unidos, se decidió prohibir el cannabis, y aunque seguían siendo considerados lícitos los usos con fines médicos debido a la prohibición quedó bastante estigmatizado y se retiró de las farmacias y la farmacopea.

Fuente :WebConsultas

Related Posts