Cardenal Rodríguez manifiesta que se presentará una causa de beatificación de Sor María

por Ultima Hora
0 comentario

Durante el evento religioso donde se le dio el último adiós a sor María Rosa el cardenal Oscar Andrés Rodríguez, anunció que se puede presentar una causa de beatificación de la sor madre de miles de hondureños.

Manifestó que se podrán hacer las gestiones “pero será necesario buscar los testimonios”. En ese sentido dijo a los hijos presentes que podían iniciar sus escritos donde manifiesten su testimonio lo que vivieron con sor María y la forma en que fueron beneficiados.

Al finalizar la eucaristía de cuerpo presente donde se despidió a sor María, algunos de sus hijos dieron emotivas palabras de despedida, manifestando su agradecimiento y amor a la madre que les rescato de la orfandad.

El último adiós

El féretro con el cuerpo de Sor María, fue recibido en medio de fuertes aplausos por los feligreses, algunos de ellos acompañaron una gran caravana previa a su llegada al templo religioso.

En su homilía, el Arzobispo de Tegucigalpa, cardenal Oscar Andrés Rodríguez, dijo que  dichosos los que mueven en el Señor y no se presentan a él con las manos vacías, su memoria será bendita para siempre.

Recordó que en los últimos días en que Sor María Rosa, estuvo enferma, hubo una importante manifestación de amor, de ese amor que ella misma había venido sembrando, qué bello es una vida llena de amor y no una vida sin sentido y vacía, resaltó.

“Lo más bonito es que cuando uno llega al final de una etapa y mira un poco hacia atrás, se da cuenta que no ha sido una vida vacía y nada intrascendente, esta hermana abrazó el crucifijo y se entregó a Jesús con los votos de pobreza, castidad y obediencia, llega hasta esta etapa llena de amor”, dijo.

Aplaudió la participación de Sor María en la Hermanas Escolares de San Francisco, de donde impulsó múltiples obras de caridad sobre todo a los que sufren de pobreza, miseria y especialmente los más enfermos.

Describió que la muerte de Sor María, más allá del dolor y la tristeza humana, representa un triunfo para Jesús.

Related Posts