Con maquinaria y tecnología Gobierno da espaldarazo a formación de jóvenes de escuelas agrícolas del país

por Ultima Hora
0 comentario

* Estudiantes de las escuelas agrícolas de Atlántida, Santa Bárbara, Valle y El Paraíso son equipados con maquinaria y tecnología.

*Administración Hernández ha empezado con la transformación de la educación media agrícola del país.

 Con equipo agrícola, agroindustrial, material agropecuario, equipo audiovisual y de computación, estudiantes de cuatro escuelas agrícolas del país recibieron este jueves el respaldo del Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández a través del programa Honduras para la Juventud.

«Gracias, señor presidente por su visión de país y por creer en el agro y por creer en los jóvenes que están estudiando esa orientación», expresó Karla Díaz, directora de la Escuela John F. Kennedy, de San Francisco (Atlántida), una de las cuatro escuelas beneficiadas con equipamiento y modernización.

Los alumnos de la Escuela Agrícola Pompilio Ortega, de Macuelizo, (Santa Bárbara); la Escuela Agrícola de Oriente Dr. Reynaldo Salinas L., de Jacaleapa (El Paraíso) y la Escuela Agrícola Luis Landa, de Nacaome (Valle) también fueron dotados con equipos que fortalecerán el aprendizaje de jóvenes que apuestan por la agricultura.

Fortalecimiento educativo

La entrega de equipos fue realizada en la sede del Sistema de Centros de Innovación Tecnológica y Agrícola (SCITA), en El Taladro, Valle de Comayagua, hasta donde llegaron representantes de los centros educativos agrícolas.

«Nosotros los directores de institutos de vocación agrícola creímos que veníamos a pasear, no teníamos confianza. Pero el viceministro (de la Presidencia) Feryd Bascha nos dijo que tuviéramos seguridad porque había sido encomendado por el señor presidente y hoy nos sentimos contentos por el apoyo que hoy sí lo vemos hecho una realidad», refirió el director de la Escuela Pompilio Ortega, Carlos Villamil.

Villamil dijo que confía en que, con este histórico apoyo a la educación agrícola, este sea el despegue de todas las instalaciones dedicadas a las ciencias agroalimentarias del país.

En esa misma línea se expresó Karla Díaz: «Hoy es un día histórico. Con este equipamiento que nos están haciendo van a mejorar las condiciones de cada centro educativo y por consiguiente la producción».

Merin Villalvir, de la Escuela Pompilio Ortega, agradeció el respaldo del presidente Hernández a la educación agrícola, ya que con el nuevo equipo los escenarios didácticos se amplían para los estudiantes que ahora tienen acceso a tecnología de punta.

Para el ministro de Educación, Arnaldo Bueso, de nada serviría impulsar la producción agrícola si no se fijaba la mente en la formación profesional, en la creación de capacidades y competencias de los jóvenes para poder asegurar la sostenibilidad de ese trabajo en la producción agrícola del país.

El agro es una prioridad 

El presidente Hernández destacó que el equipamiento de los cuatro centros educativos agrícolas realizado este jueves es un paso más que consolida lo que debe ser un sistema innovador de primer nivel en términos de la producción de alimentos.

«En Honduras tenemos la virtud de tener el 46 por ciento de la población en el campo y a esto se le suma que tenemos un enorme potencial de agua y estamos ubicados en una región importante del planeta; nosotros no solo debemos producir alimentos para nosotros, sino que para exportar», exhortó.

El mandatario reiteró que Honduras ya no puede seguir haciendo agricultura primitiva, pues, además de que no es rentable, es importante darle dignidad a la población rural.

Hernández recordó que  hace unos años el agro no era prioridad y al final los banqueros lo que buscan es rentabilidad. «Por eso estructuramos con Banhprovi la tasa de 5 por ciento al año y si es café son 10 o 15 años (de plazo) y 3 de gracia».

Desde el Ejecutivo se han impulsado acciones que respaldan el agro, como el financiamiento, el acceso a mercados, estructuración de cadenas de valor y ahora capacitar a los jóvenes que le apuestan al campo.

Mediante el equipamiento y modernización de escuelas agrícolas, realizado en el marco del Programa Presidencial Honduras para la Juventud, se hizo una inversión de 5 millones de lempiras.

Desde su aprobación en el año 2018, el Programa Presidencial Honduras para la Juventud ha tenido como propósito contribuir a reducir la deserción escolar en estudiantes de educación media.

En la actualidad, la Administración Hernández ha empezado con la transformación de la educación media agrícola del país.

El subsecretario de la Presidencia y coordinador del Programa Presidencial Honduras para la Juventud, Feryd Bascha, informó que ya está aprobado el plan académico de lo que será el bachillerato técnico profesional en innovación y producción agrícola, el que iniciará en 2022.

Otros de los avances en este campo es que ya comenzó la institucionalización del SCITA y la implementación de técnicas innovadoras, como los invernaderos de cultivo hidrológico, entre otros.

De interés:

* El Programa Presidencial Honduras para la Juventud es coordinado por la Secretaría de la Presidencia, a través de la Subsecretaría de Integración y Desarrollo Humano; tiene como objetivo principal disminuir los índices de deserción escolar y promover la educación y deseos de superación de los estudiantes.

* Los cuatro centros educativos agrícolas a beneficiar son la Escuela Agrícola Pompilio Ortega, ubicada en Macuelizo, (Santa Bárbara); la Escuela John F. Kennedy, ubicada en San Francisco (Atlántida); la Escuela Agrícola de Oriente Dr. Reynaldo Salinas L., de Jacaleapa (El Paraíso) y la Escuela Agrícola Luis Landa, de Nacaome (Valle).

* El SCITA fue creado como un programa dependiente de la Secretaría de Estado en el Despacho de Educación y tiene como objeto fortalecer la formación agrícola de Honduras de manera integral, contemplando los aspectos de carácter académico, pedagógico, técnico, productivo, administrativo y de infraestructura, mediante una red de centros especializados que funcionarán en diferentes regiones estratégicas del país.

Related Posts

Deje un comentario