CONVERSATORIO REGIONAL MIGRATORIO RECONOCE ESFUERZOS DE HONDURAS POR FRENAR LA MASIVA MOVILIZACIÓN DE PERSONAS

por Ultima Hora
0 comentario

-Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL, reconoce que Honduras es uno de los países más afectados por el cambio climático en el mundo, lo que genera un problema enorme de migración, como el ocasionado por las tormentas Eta y Iota.

– Alice Shackelford, coordinadora residente de la ONU, también reconoce el esfuerzo de Honduras en respetar los derechos humanos de los migrantes, además de ofrecerles oportunidades mediante programas de reinserción y ayudas sociales.

– Michele Klein Solomon, directora regional de la OIM, señala que la migración no es un problema que inicia o finaliza en Honduras, porque es un fenómeno global que requiere entender los desafíos por medio de una perspectiva de responsabilidad compartida.

 Representantes de organismos internacionales reconocieron este martes, en el segundo día del Conversatorio Regional Migratorio, los esfuerzos de Honduras por contener y aminorar los flujos migratorios mediante diversos programas sociales y atribuyeron al cambio climático una de las causas de la masiva movilización de hondureños.

En el conversatorio, que se realizó en el Salón Morazán de Casa Presidencial, participaron la primera dama, Ana García de Hernández;  la coordinadora residente del Sistema de las Naciones Unidas, Alice Shackelford; la directora regional de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Michele Klein Solomon, y la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena.

El conversatorio se realiza por parte del Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández como un seguimiento a la I Conferencia Internacional sobre Migración, Niñez y Familia, realizada en julio de 2014, en Tegucigalpa, con presencia de delegaciones de Estados Unidos, México, Guatemala, El Salvador, Honduras, Costa Rica y Panamá.

De igual forma, el conversatorio está ligado a la II Conferencia Internacional Sobre Migración, Nuevos Retos, Sembrando Esperanzas, que se llevó a cabo de manera virtual el 1 y 2 de septiembre de 2020 por parte del Gobierno de Honduras y en la que participaron delegaciones oficiales de Canadá, Estados Unidos, México, Centro América, República Dominicana, y Suramérica.

Crisis humanitaria

La primera dama, Ana García de Hernández, destacó que el conversatorio es un espacio de diálogo y reflexión sobre la migración y aceptó que Honduras es un país con un alto índice de migrantes, y punto de paso de migrantes, como una realidad que compete a todos los sectores y naciones incluidas.

«Estamos viviendo tiempos extraordinarios, debido a la pandemia por covid-19, por los flujos migratorios que se presentaron de salida y de regreso a los países, además de las consecuencias catastróficas de las tormentas tropicales Eta y Iota, que han aumentado los flujos migratorios», dijo la esposa del presidente Juan Orlando Hernández.

Recordó que hace unas semanas visitó la frontera sur de Estados Unidos en compañía de la Fuerza de Tarea de Atención al Migrante, en un cuarto viaje de trabajo, durante el cual se pudo comprobar que hay una crisis humanitaria, con una cantidad enorme de migrantes llegando a Estados Unidos, y con cifras alarmantes.

«Hay muchas causas de la migración, pero en este momento podemos hablar de las mejoras económicas que busca la gente, luego la reunificación familiar, y después por aspectos de seguridad, a lo que se deben agregar el cambio climático, las tormentas tropicales y la pandemia», dijo García de Hernández.

Sin embargo, aseguró que la percepción de los migrantes ha sido fundamental para activar el detonante del actual flujo de migración, lo que tiene que ver con las políticas migratorias de Estados Unidos y lo que sucede, en la práctica, en las fronteras.

Según la primera dama, hay una política en Estados Unidos donde se dice que las fronteras están cerradas, pero en las fronteras, si llega una mujer embarazada o en proceso de lactancia, se atiende a los migrantes para que realicen un proceso legal migratorio.

«La percepción que tiene la gente es que si llega con niños en brazos, embarazadas o con niños en periodo de lactancia, van a pasar a Estados Unidos, y eso es lo que ha detonado el incremento de los flujos migratorios», señaló.

Ese alto flujo de migrantes se incrementó a partir de febrero, con grupos familiares emprendiendo el viaje a Estados Unidos, y evidenciando con esto que la percepción que tiene la gente es que si se van en este momento van a tener muchas posibilidades de ingresar a Estados Unidos, apuntó.

Migrantes de varios países

La primera dama aseguró que el alto flujo de migrantes evidencia que hay una crisis humanitaria que no tiene precedentes en los últimos años, y vale decir que esto no solo implica a Honduras, porque en los últimos meses se ha detectado en el país un alto flujo de migrantes de otras nacionalidades que también aspiran a llegar a Estados Unidos.

«Por ejemplo, solo en la frontera de Trojes, llegan a diario no menos de 800 personas, y ese alto flujo es un marco que también se repite en la frontera entre Colombia y Panamá, evidenciando flujos migratorios altos, incluso con personas de otros continentes», manifestó.

También añadió que Honduras tiene un alto índice de migrantes que causan una alta movilización, pero provocados por los problemas generados por las tormentas tropicales y además por los inconvenientes generados por la pandemia.

Según la esposa del mandatario, el objetivo del conversatorio implica encontrar soluciones a los altos flujos migratorios, además de los esfuerzos del Gobierno del presidente Hernández que  buscan generar oportunidades para los hondureños.

«Sabemos que se hace necesario contar con los programas de reactivación económica, pero igual entendemos que es necesario aminorar esos flujos, trabajando juntos para atacar la raíz de los problemas migratorios. Tenemos un compromiso para apoyar a los migrantes y trabajar en conjunto con el resto de países», sostuvo García de Hernández.

Recalcó que el compromiso de Honduras pasa por seguir apostando para trabajar en las causas de la migración, sabiendo que las personas tienen derecho a migrar, pero se debe trabajar para encontrar un esquema que permita realizar la migración de manera ordenada y segura para los pobladores.

Se reconoce el esfuerzo de Honduras

Para la coordinadora residente de la ONU en Honduras, Alice Shackelford, el movimiento migratorio se puede medir en tres reflexiones, la primera, que tiene que ver con cambiar la narrativa del tema de la migración, porque es una responsabilidad compartida con otros países; además, se debe tener conciencia de que el flujo sigue y seguirá, porque son 180 millones de migrantes en el mundo, y de estos solo 11 millones en 2020.

De igual forma, dijo que no se puede mirar el problema de la migración desde un punto de vista, si no se ven los problemas que generan el cambio climático, la violencia y la desigualdad de oportunidades.

Shackelford  dijo que se tienen que buscar soluciones compartidas en favor de los migrantes y añadió que “se reconoce el esfuerzo de Honduras en respetar los derechos humanos de los migrantes, además de trabajar de manera constante por ofrecer oportunidades mediante diferentes programas y ayudas sociales, incluso con programas de reinserción”.

La directora regional de la OIM, Michelle Kleim Solomon, dijo que la perspectiva de esa entidad apunta a que la migración es un fenómeno desde siempre, es un fenómeno regular y humano, y se debe prestar atención para resolver los problemas de los migrantes.

Agregó que también hay beneficios cuando la migración se realiza de manera segura y ordenada, y por eso se hace necesario trabajar de manera conjunta y ordenada en favor de los que deciden migrar, porque «la pobreza, la violencia, la falta de oportunidades y la desigualdad, también son causas de la migración, que ahora incluye a la niñez y la adolescencia».

Asimismo, expuso que la migración no es un problema que inicia o finaliza en Honduras, porque  es un fenómeno global, y por eso es necesario entender los desafíos por medio de una perspectiva de responsabilidad compartida.

Honduras, afectado por el cambio climático

La secretaria ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, destacó que la región es un lugar de migración, y en especial a Estados Unidos, con un complejo problema que va en aumento en los últimos días, ahora incluyendo a niños, incluso muchos no acompañados.

Bárcena igual reconoció que Honduras es uno de los países más afectados por el cambio climático en el mundo y que entonces eso genera un problema enorme de migración, si se toman en cuenta los problemas ocasionados por las tormentas Eta y Iota.

«Honduras presentó el año pasado una pérdida de crecimiento de 9 %, pero este año apunta a recuperarse, a pesar de haber sufrido pérdidas por más de 2.000 millones de dólares con los fenómenos naturales», aseguró Bárcena.

De igual forma, resaltó los esfuerzos de Honduras para trabajar en proyectos prioritarios, entre los que destacan el aumento de la inversión en sectores productivos, priorizando la cadena productiva del café, con un perfil activo y dinámico.

En la primera jornada del Conversatorio, que empezó el lunes en la sede de la Cancillería de la República, se abordaron la migración irregular como un tema de preocupación debido al alto flujo de migrantes observado en el continente y los esfuerzos que realiza Honduras para aminorar los índices de pobladores que salen del país, bajo la perspectiva de trabajo de la Fuerza de Tarea de Atención al Migrante, y la participación de organismos internacionales.

El evento híbrido, porque se efectúa de manera virtual y presencial, forma parte de los esfuerzos que realiza el Gobierno de Honduras para frenar el flujo migratorio que pasa y sale del país, con la implementación de iniciativas que permitan aminorar los índices de traslados de personas.

Related Posts

Deje un comentario