Cuerpo diplomático destaca dignidad de Centros de Atención al Migrante Retornado

por Ultima Hora
0 comentario

Representantes del cuerpo diplomático agrupados en el G-16 y el Grupo Regional de América Latina y el Caribe (GRULAC) realizaron un recorrido por el Centro de Atención al Migrante Retornado (CAMR) de Omoa (Cortés) para conocer el protocolo de atención que reciben los hondureños retornados.

El recorrido estuvo dirigido por la vicecanciller para Asuntos Consulares y Migratorios, Nelly Jerez, en compañía del presidente de la Cruz Roja, José Juan Castro; la directora del Instituto Nacional de Migración, Carolina Menjivar; la titular de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF), Lolis Salas, y las viceministras de Derechos Humanos y de Desarrollo e Inclusión Social, Rosa Seaman y Doris Mendoza, respectivamente.

La vicecanciller Jerez  les explicó sobre las atención integral que se da a los migrantes atendiendo diferentes áreas, entre ellas la médica, psicológica y la oferta de los proyectos sociales y económicos que el país ofrece.

“Es un sector de la población que decide salir del país, ya sea por razones económicas, seguridad o reunificación familiar, pero retornan ya sea de forma voluntaria o porque fueron deportados retenidos en la ruta migratoria hacia los Estados Unidos”, expresó Jerez.

Aseguró que el tema migratorio cuenta con el acompañamiento de países amigos y organismos como la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y el Consejo Noruego, entre otros que contribuyen para poder brindar las medidas de protección a los hondureños retornados.

José Juan Castro, presidente de la Cruz Roja, institución responsable de administrar el CAMR-Omoa, agradeció el apoyo que los países amigos brindan para recibir a los hondureños con dignidad.

Humano y hospitalario

El embajador de Chile, Enrique Barriga, calificó el Centro de Atención al Migrante Retornado de Omoa como un centro digno, humano y hospitalario, que permite acoger a los retornados hondureños con todas las garantías, con todos sus derechos.

Aseguró que el CAMR-Omoa es un centro que vale la pena destacar por la dinámica que hacen y sobre todo por la atención esmerada con la que acogen a los retornados que necesitan protección, rapidez y sobre todo ayuda inmediata.

 “La impresión es muy  óptima, es un bonito centro, está muy bien diseñado, y la verdad que hemos quedado gratamente impresionados; no solamente yo, sino que los colegas que nos acompañan”, expresó el diplomático.

Barriga anunció que en los próximos meses la embajada de Chile brindará cooperación a los programas de migrantes retornados, por lo que están haciendo las coordinaciones con la Cruz Roja para contribuir con insumos de bioseguridad y ropa, entre otros.

Recepción digna

El embajador de Brasil, Breno Dias Da Costa, indicó que ya había escuchado sobre los Centros de Atención al Migrante Retornado, pero que estaba impresionado con la atención que se brinda al migrante hondureño retornado.

“Ha sido un placer poder ver la manera en que el pueblo hondureño está tratando a sus migrantes y el apoyo y la recepción digna que les está dando a los retornados a Honduras”, manifestó.

El embajador de Costa Rica, Mauricio Herrera, destacó la atención digna que reciben los migrantes, brindándoles un espacio adecuado y facilidad de retorno a sus comunidades de origen.

“Me deja una buena impresión. Me transmite una sensación de trato digno a las personas retornadas”, dijo.

“Son personas que vienen en una situación de mucha vulnerabilidad y de mucha fragilidad, y me parece que estas instalaciones y la manera en que está acondicionado garantiza que las primeras horas de retorno los migrantes tengan un lugar digno, limpio, seguro, en donde quedarse y donde reorganizarse para volver a sus casas y sus comunidades”, agregó.

Herrera consideró que se está haciendo un esfuerzo muy importante para procurar el retorno de los ciudadanos y darles una acogida digna que les permita volver a pensar en el futuro y volver a tener esperanza.

“Hay un esfuerzo significativo; evidentemente, hay mucho trabajo por hacer, pero este es un paso o varios pasos en la dirección correcta”, expresó.

Migración histórica

El representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Honduras, Andrés Celis, recordó que el tema migratorio no es un problema reciente, sino que es una situación histórica de muchos años.

Desde 2015 a la fecha son más de 400.000 retornados; el reto es asegurar que cada persona pueda llegar a ser identificada, pero también las posibilidades de reintegración social y económica al país, apuntó.

Celis destacó la importancia de poder brindarle una bienvenida a los retornados, identificar que la persona es hondureña y tiene una historia de vida que lo llevó a tomar la decisión de dejar el país, pero que en este momento es acogida por su país y que le es presentada una serie de ofertas en términos de inclusión social económica.

Consideró que el reto es  lograr la reinserción de las personas retornadas, por lo que hay organizaciones que apoyan el trabajo de las autoridades hondureñas y el sistema de reintegración que se ha venido implementando en el país.

Actualmente se cuenta con tres CAMR, uno  en Omoa, que es donde  se atiende a todos los adultos, mujeres y hombres que retornan por vía terrestre desde México y Guatemala, y otro en La Lima, donde se recibe a todos los adultos que retornen por vía aérea desde México y los Estados Unidos de América.

Asimismo, en San Pedro Sula está el Centro de Niñez y Familias Migrantes Belén, donde se atiende a menores no acompañados, familias y unidades  familiares que retornan por vía aérea y terrestre desde México y los Estados Unidos.

Related Posts