DANIEL ORTEGA ORDENÓ EL ARRESTO DEL ESCRITOR Y EX VICEPRESIDENTE SERGIO RAMÍREZ

por Ultima Hora
0 comentario

El régimen de Daniel Ortega ordenó este miércoles el arresto del escritor y ex vicepresidente Sergio Ramírez. Al intelectual nicaragüense se lo acusa de actos que fomentan e incitan al odio y la violencia.

El Ministerio Público solicitó una orden de detención y allanamiento en contra de Ramírez Mercado, de 79 años, quien se encuentra fuera de Nicaragua y ya había anunciado que no regresaría al país para evitar represalias del Gobierno tras haber sido citado por el Ministerio Público.

La Fiscalía indicó que acusó a Ramírez Mercado, además, “por realizar actos que fomentan e incitan al odio y la violencia”, por haber recibido a través de la Fundación Luisa Mercado, dinero de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, “cuyos principales miembros de su Junta Directiva se encuentran acusados por realizar conductas de apropiación indebida, lavado de dinero, bienes y activos”.

Según el Ministerio Público, la mayoría de esos fondos “iban destinados a financiar uno de los principales programas de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, “Programa Medios para Nicaragua”, pero que en la práctica fueron destinados para otros fines que no eran los propios de la Fundación”.

En julio, Ramírez hizo un llamamiento a la “solidaridad internacional” ante la ola de arrestos en contra de dirigentes políticos opositores y empresarios.

La mano torpe de la injusticia dictatorial en Nicaragua está persiguiendo y tomando como rehenes a gente justa, mujeres y hombres dignos de todas las condiciones sociales y aterrorizando sus hogares”, denunció Ramírez.

“Identificado plenamente con ellos”, agregó el también Premio Cervantes 2017, “hago un llamado a la solidaridad internacional”.

Ramírez fue vicepresidente de Nicaragua durante el primer gobierno de Ortega (1985-1990), pero a mediados de la década de 1990 tomó distancia del líder izquierdista y fundó junto a otros intelectuales y ex guerrilleros el Movimiento Renovador Sandinista (MRS), proscrito en 2009 como partido y actualmente llamado movimiento Unamos. Ramírez está retirado de la actividad política desde 1996.

“Unas elecciones donde la mayoría de candidatos que puedan oponerse a Ortega están en la cárcel, no pueden ser elecciones”, dijo en el escritor en una entrevista con The Associated Press a finales de junio.El escritor nicaragüense y exvicepresidente Sergio Ramírez. EFE/Luis Eduardo Noriega A/Archivo
El escritor nicaragüense y exvicepresidente Sergio Ramírez. EFE/Luis Eduardo Noriega A/Archivo

Mucha gente está saliendo del país de manera masiva, como no había ocurrido desde 2018 y hay mucho temor entre la población”, planteó. “Nadie sabe quién va a ser el próximo (detenido por la policía), nadie sabe qué casa va a ser allanada”.

Anteanoche, Daniel Ortega calificó de “terroristas” a los opositores que se encuentran detenidos por supuesta traición a la patria, y “demonios de sotanas” y “satánicos” a los obispos y sacerdotes nicaragüenses críticos del régimen.

Según el mandatario, sus adversarios “se estaban preparando para repetir la historia (de abril de 2018) y se está haciendo justicia, eso es todo, se está haciendo justicia contra los terroristas”.

En el marco del proceso electoral, las autoridades nicaragüenses han arrestado y/o enviado a juicio a 36 dirigentes opositores y profesionales independientes, incluidos siete que anunciaron sus intenciones de aspirar a la Presidencia en los comicios de noviembre, en los que Ortega busca una nueva reelección.

En los comicios de noviembre, Ortega, un exguerrillero sandinista próximo a cumplir 76 años y que retornó al poder en 2007 tras coordinar una Junta de Gobierno de 1979 a 1984 y presidir por primera vez el país de 1985 a 1990, busca su quinto mandato, cuarto de forma consecutiva, y segundo con su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.

Por otra parte, el pasado martes, los familiares de los aspirantes a la presidencia y dirigentes de la oposición que están detenidos bajo cargos de “conspiración” expresaron su preocupación por el deterioro físico de sus parientes, como el aislamiento que sufren tres importantes opositoras.

Preocupa “el deterioro físico de todos (los detenidos), que se traduce en pérdida extrema de peso (entre 12 y 36 libras), enfermedades gastrointestinales debido a la mala alimentación, lo que les ha llevado a un estado de desnutrición severa”, denunciaron los familiares de los presos en un comunicado, leído en una rueda de prensa virtual.

Related Posts

Deje un comentario