DENUNCIAN QUE DANIEL ORTEGA EN NICARAGUA MANTIENE EN LA CÁRCEL A 122 PRESOS POLÍTICOS

por Ultima Hora
0 comentario

Al menos 122 personas se mantienen en las cárceles de Nicaragua por pensar distinto al régimen de Daniel Ortega, señaló este sábado el Mecanismo para el Reconocimiento de Personas Presas Políticas en su más reciente informe.

Según el Mecanismo, cuyos datos son avalados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), 112 de los denominados “presos políticos” fueron capturados en el marco de la crisis sociopolítica que inició en 2018, nueve están en los calabozos desde 2014 y uno desde 2011.

En el informe anterior, emitido a inicios de marzo pasado, se reportaron 125 “presos políticos”, pero esto no significa que se haya liberado a tres personas, ya que el régimen captura y excarcela a decenas de nicaragüenses cada mes, según el Mecanismo.

El Mecanismo explicó que al menos 75 personas fueron a prisión en Nicaragua entre marzo y abril pasados por su forma de pensar, en su mayoría por períodos cortos, mientras que otros no lograron salir.

Ninguno de quienes han salido de prisión son considerados ciudadanos totalmente libres por el Mecanismo, ya que permanecen bajo investigación o son tratados por las autoridades como reos en libertad condicional.

De los 112 “presos políticos” capturados desde 2018, 109 son hombres y tres mujeres con una edad promedio de 33 años.

 

“Es alta la probabilidad de que la privación de su libertad afecte significativamente el ingreso de sus hogares y el bienestar de sus familias, así como el rol social e asistencia hacia miembros dependientes del hogar”, indicó el informe.

El Mecanismo agregó que los “presos políticos” sufren “malos tratos, represión, golpizas, amenazas a sus familiares, así como restricciones de visitas, de avituallamientos y del derecho a la salud”.

La captura de opositores proliferó en 2018, cuando unas protestas contra reformas a la seguridad social fueron reprimidas con violencia, lo que desencadenó en multitudinarios reclamos al presidente Daniel Ortega, que fueron desarticulados con ataques de policías y paramilitares que dejaron cientos de muertos, presos o desaparecidos, miles de heridos y más de 100.000 en el exilio.

La CIDH contó 328 muertos entre abril y julio de ese año, organismos locales registraron 684 hasta mediados de 2020. Ortega ha reconocido 200 víctimas, con el argumento de que se defendía de un “golpe de Estado fallido”.

La lista de “presos políticos” es considerada por los defensores de los derechos humanos como una “evidencia” de que Ortega ejecuta “crímenes de lesa humanidad” en Nicaragua.

La misma tiene el respaldo de la Asociación de Familiares de Presas y Presos Políticos (AFPP), el Comité de Familiares Pro Libertad de Presas y Presos Políticos (CLPP) y la Organización de Víctimas de Abril (OVA).

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. EFE/Jorge Torres/Archivo
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. EFE/Jorge Torres/Archivo

EEUU se mostró “profundamente preocupado” por la legislación electoral

Estados Unidos se mostró este jueves “profundamente preocupado” por la legislación electoral impulsada en Nicaragua por el ex guerrillero sandinista Daniel Ortega, así como por un Consejo Electoral Supremo “sesgado”, que “socavan la credibilidad de las elecciones nicaragüenses”.

De acuerdo con un comunicado del Departamento de Estado, el régimen de Nicaragua “ha rechazado los llamamientos de sus propios ciudadanos y de la comunidad internacional, incluida la Organización de los Estados Americanos (OEA), la Unión Europea (UE) y Naciones Unidas, para generar confianza en el proceso electoral”.

De hecho, critica haber hecho lo contrario “al aprobar reformas significativas” que ponen en duda la celebración de “elecciones libres y justas en noviembre”.

En el comunicado, firmado por el portavoz del departamento, Ned Price, denuncian que “el martes 4 de mayo, la Asamblea Nacional de Nicaragua aprobó una legislación que negará al pueblo celebrar unas elecciones genuinamente libres y justas”.

Estas medidas electorales aprobadas por el régimen de Ortega “son contrarias a las solicitadas en la resolución de la Asamblea General de la OEA de octubre de 2020”, y además “no prevén la presentación oportuna y transparente de los resultados ni la observación independiente de elecciones nacionales o internacionales”.

Asimismo, “codifican nuevos motivos preocupantes para excluir a los candidatos de la participación y otorgan a la Policía Nacional de Nicaragua el poder de prohibir las reuniones de partidos políticos y los eventos de campaña”.

Related Posts