DESFILES MILITARES Y ACTOS ESPECIALES SE CELEBRÓ EL BICENTENARIO DE HONDURAS

por Ultima Hora
0 comentario

Con el sonoro rugir de los primeros siete cañonazos, Honduras despertó este miércoles con el objetivo de celebrar con profundo fervor cívico y por todo lo alto, las fiestas de su Bicentenario de Independencia Patria 1821-2021.

Un minuto de silencio en honor a las 9,400 víctimas que ha dejado la pandemia por COVID-19 se ofreció antes de enarbolar las cinco banderas centroamericanas frente a la escultura del general Francisco Morazán en el BCIE.

Luego se procedió a la izada de las banderas nacionales de Centroamérica, así como a la entonación de sus respectivos himnos por parte de la Banda de los Supremos Poderes.

Nasry Asfura, dio lectura al Acta de Independencia centroamericana redactada por el sabio hondureño José Cecilio del Valle.

Desfiles y actos

El espíritu cívico se esparció además por el bulevar Suyapa desde donde partieron hacia el Estadio Nacional los desfiles cívico-militares en los que participaron además cuerpo policiales y delegados de instituciones públicas y de socorro, como Cruz Roja Hondureña y Cuerpo de Bomberos.

Las bandas de guerra y marciales acompañaron con sus acordes a los marchantes que emocionados se dirigían a paso redoblado hacia el epicentro del bicentenario como es el Estadio Nacional.

Un punto especial fue la sorpresiva y agradable presentación de la banda y palillonas del Instituto Central Vicente Cáceres sobre el césped del coloso capitalino. “La Chica del Central” tronó por todo lo alto.

Aunque la interpretación no duró más de tres minutos, los aplausos y la emotividad por presenciar la antaña presentación fue evidente en los funcionarios presentes y, en efecto, en los hondureños que decidieron asistir al coloso capitalino para vivir un atípico acto patrio.

Los actos protocolarios denominados “Bicentenario 2021” también incluyó cuadros de danza, músicos y cantantes, como una espectacular presentación que realizó la reconocida Angie Flores, así como Pilo Tejeda y el reggaetonero, DJ Sy.

Asimismo, en el cielo de la capital sobrevolaron helicópteros militares y aviones Tucano, con humo de colores y banderas de los países centroamericanos.

El ingreso al coloso deportivo estaba restringido al público para evitar contagios masivos del COVID-19 y se anunció previamente que únicamente entrarían unas cuatro mil personas siempre y cuando cumplieran con todas las medidas de bioseguridad.

Poco a poco el pueblo capitalino -con mascarilla y todo- desde horas tempranas se apostó a lo largo de los puntos de acceso al Estadio Nacional para no perderse nada de los inolvidables actos.

Dicho espectáculo finalizó con el salto de 29 paracaidistas de la Fuerza Aérea Hondureña, que se robaron el plauso de los presentes, al ser uno de los actos más esperados de cada 15 de septiembre.

Related Posts