EEUU SE MOSTRÓ PREOCUPADO POR LA LEGISLACIÓN IMPULSADA POR ORTEGA Y AFIRMÓ QUE NICARAGUA SE ENCAMINA A UNAS “ELECCIONES VICIADAS”

por Ultima Hora
0 comentario

Estados Unidos se ha mostrado este jueves “profundamente preocupado” por la legislación electoral impulsada en Nicaragua por el ex guerrillero sandinista Daniel Ortega, así como por un Consejo Electoral Supremo “sesgado”, que “socavan la credibilidad de las elecciones nicaragüenses”.

De acuerdo con un comunicado del Departamento de Estado, el régimen de Nicaragua “ha rechazado los llamamientos de sus propios ciudadanos y de la comunidad internacional, incluida la Organización de los Estados Americanos (OEA), la Unión Europea (UE) y Naciones Unidas, para generar confianza en el proceso electoral”.

De hecho, critica haber hecho lo contrario “al aprobar reformas significativas” que ponen en duda la celebración de “elecciones libres y justas en noviembre”.

En el comunicado, firmado por el portavoz del departamento, Ned Price, denuncian que “el martes 4 de mayo, la Asamblea Nacional de Nicaragua aprobó una legislación que negará al pueblo celebrar unas elecciones genuinamente libres y justas”.

Estas medidas electorales aprobadas por el régimen de Ortega “son contrarias a las solicitadas en la resolución de la Asamblea General de la OEA de octubre de 2020”, y además “no prevén la presentación oportuna y transparente de los resultados ni la observación independiente de elecciones nacionales o internacionales”.

Asimismo, “codifican nuevos motivos preocupantes para excluir a los candidatos de la participación y otorgan a la Policía Nacional de Nicaragua el poder de prohibir las reuniones de partidos políticos y los eventos de campaña”.

Por otro lado, la Asamblea también ha aprobado los magistrados para el Consejo Supremo Electoral, todos los cuales son “fieles leales al presidente Ortega”.

“Con estas acciones, así como la continua represión de los Derechos Humanos, el presidente Ortega y sus partidarios están mostrando un inquietante desprecio por la voluntad del pueblo nicaragüense y los compromisos de Nicaragua en virtud de la Carta Democrática Interamericana”, ha denunciado Price.

Ned Price vocero del Departamento de Estado de EEUUNed Price vocero del Departamento de Estado de EEUU

Para añadir que “Estados Unidos continuará utilizando las herramientas diplomáticas y económicas” a su disposición para “apoyar los llamados de los nicaragüenses a la democracia, la justicia y las elecciones libres y justas”.

El próximo proceso electoral en el país centroamericano tendrá lugar en noviembre, unos comicios a los que la oposición acude con la intención de destronar a Ortega.

Entretanto, la subsecretaria interina para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de Estados Unidos, Julie Chung, consideró este miércoles que Nicaragua, se encamina a unas “elecciones viciadas” en noviembre próximo.

“Nicaragua se encamina a elecciones viciadas a menos que implemente un proceso libre y justo que respete la voluntad de la gente”, señaló la diplomática en un mensaje enviado a los medios de comunicación por la embajada estadounidense en Managua.

La funcionaria estadounidense argumentó su posición con base a la reforma a la Ley Electoral promovida y aprobada por los sandinistas y a la elección de nuevos árbitros electorales, en su mayoría afines al mandatario Ortega.

Los legisladores sandinistas y sus aliados, que son mayoría absoluta en el Parlamento, aprobaron la víspera unas reformas a la Ley Electoral que anulan la observación electoral para dar paso a la figura limitada del “acompañamiento”, inhibe a candidatos que aplaudan las sanciones internacionales contra el presidente Ortega y sus allegados, limita la financiación electoral y restringe derechos constitucionales.

Adicionalmente, reeligieron a 2 magistrados del Consejo Supremo Electoral y eligieron a otros 8, en su mayoría sandinistas, que garantizó que el cuerpo arbitral de los comicios continúe integrado por miembros del oficialismo y personajes descritos como aliados, de acuerdo con los opositores.

“La nueva Ley Electoral de la AN (Asamblea Nacional) defrauda al pueblo de Nicaragua y no convence a la comunidad internacional. El CSE está altamente parcializado”, sostuvo la subsecretaria interina para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de EEUU.

Chung había pedido a Ortega y a los diputados sandinistas que aprovecharan la discusión de la reforma electoral y la elección de nuevos árbitros electorales para “hacer el sistema electoral más creíble” en Nicaragua.

La oposición de Nicaragua ha expresado su rechazo a las reformas a Ley Electoral y a los nuevos árbitros, al igual que el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), principal patronal del país.

En octubre pasado la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) había solicitado a Nicaragua crear condiciones a más tardar en mayo de 2021 para unas elecciones “creíbles”, sin embargo, las reformas, según los opositores, no garantizan unos comicios justos, sino más bien podrían agravar la crisis sociopolítica que vive el país desde abril de 2018.

Nicaragua tiene previsto celebrar elecciones presidenciales y legislativas el 7 de noviembre próximo, en las que el mandatario Ortega aspira a su tercera reelección consecutiva.

(Con información de Europa Press y EFE)

Related Posts