EL CHORO, UN HONGO COMESTIBLE QUE SE REFUGIA EN EL DEPARTAMENTO DE INTIBUCÁ

por Ultima Hora
0 comentario

Junio es uno de los meses más esperados por parte de los habitantes de Intibucá, La Esperanza y alrededores, ya que es la época del año en la que en las montañas aparecen el famoso hongo comestible llamado “choro”. 

El choro

Según los lugareños, el hongo se produce durante las primeras lluvias del mes de mayo, siendo para mediados del mes de junio cuando ya se encuentran en el bosque, pero para que se de debe de haber sol después de las lluvias de mayo, caso contrario, si sigue lloviendo, el hongo no se podrá generar.

Muchos son los que emprenden la expedición a las montañas para buscar los hongos que son de color rojo y amarillo. Curiosamente, en Europa son muy apetecidos, pero consumirlos es un lujo, debido al elevado precio que tiene un plato de ellos.

Por fortuna, en Honduras una vez al año podemos ir al departamento de Intibucá a disfrutarlos de muchas formas, la más extraña y exquisita es dentro de las baleadas, un plato muy apetecido en esta región de Honduras.

Y para conocimiento de todos, este hongo no se produce en ninguna parte más del territorio, solo en Intibucá, cosa que vuelve orgullosos a los que habitan en los municipios de Intibucá.

El choro, La Esperanza.

La preparación de este hongo varía entre las personas, hay quienes hacen ceviche, asados, mezclados con huevo, en sándwiches o en ensalada con lechuga, pepino y zanahorias. De cualquier forma y como sea, el choro encaja a la perfección.

Aunque nosotros en Honduras los conocemos como choros, el nombre científico que tiene este hongo es Amanita Caesarea, nombre que significa ‘‘yema de huevo’’ y su consumo viene desde hace mucho tiempo. No sabemos a ciencia cierta porqué significa eso, pero quizás se deba a que, cuando nacen, pareciera que nacieran de un huevo, dejando una especie de cáscara a su alrededor.

Hondo – choro.

Es por eso que, para este tiempo podemos encontrar a muchos hondureños en las carreteras que van con dirección a La Esperanza vendiendo en bolsas los famosos choros, una muy buena fuente de ingresos para el mes de junio.

Recuerda visitar La Esperanza e Intibucá para disfrutar de las diferentes presentaciones de los choros y para conocer otras atracciones que mantiene el pueblo, conocido también por su fresco clima.

Related Posts