El derechista presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, evita condenar invasión de Putin a Ucrania

por Ultima Hora
0 comentario

Más afín a los gobiernos izquierdistas de la zona, como Cuba, Venezuela y Nicaragua, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, encontró un aliado… en el ultraderechista gobernante de Brasil, Jair Bolsonaro.

Tras entrevistarse el pasado 16 de febrero en Moscú con Putin, Bolsonaro, capitán en retiro que concede vanagloria y honor a los militares de Brasil que dieron un golpe de Estado en 1964 y gobernaron hasta 1985 y acusado por sus detractores de neonazi, evitó repudiar a Rusia por la agresión bélica a territorio ucraniano. Putin calificó al régimen ucraniano de neonazi.

El vicepresidente de Brasil, general en reserva Hamilton Mourao, acusó que Putin “no respeta el apaciguamiento”, clamó por una respuesta militar del “mundo occidental” contra Rusia y aclaró que tampoco habló a nombre del gobierno.  “Brasil no está de acuerdo con una invasión del territorio ucraniano”, recalcó.

Pero luego del pronunciamiento de su vicepresidente, Bolsonaro lo desautorizó y recordó que la política exterior brasileña está bajo su mando directo, pero sin asumir una posición específica en torno al diferendo internacional provocado por el pleito entre Rusia y Ucrania y en un país que, como Brasil, alberga a numerosos ucranianos.

Sin mencionar a Mourao, del que está distanciado, Bolsonaro insistió: “Con todo el respeto a la persona que dijo eso, está hablando algo que no debe, no es de su competencia, es nuestra competencia”.

La cancillería brasileña, no obstante, se limitó a pedir el cese inmediato de hostilidades en Ucrania y el inicio de negociaciones diplomáticas y sin condenar explícitamente las actividades castrenses rusas en suelo ucraniano.

El ex presidente izquierdista brasileño Luiz Inácio Lula da Silva adoptó una actitud evasiva: condenar sin decir a quien y rechazar la vía militar sin citar ni a la nación atacante ni a la atacada.

Related Posts