EL FMI Y HONDURAS LLEGAN A UN ACUERDO TÉCNICO EN LA CUARTA REVISIÓN DEL PROGRAMA ECONÓMICO BAJO EL ACUERDO STAND-BY

por Ultima Hora
0 comentario

El Fondo Monetario Internacional y Honduras Llegan a un Acuerdo a Nivel de Personal Técnico sobre la Cuarta Revisión del Programa Económico bajo el Acuerdo Stand-By/Facilidad de Crédito, Propone Aumento en el Apoyo del Fondo a 769 millones de dólares

El personal técnico también propondrá aumentar el nivel de acceso bajo las facilidades mencionadas en 150 millones en Derechos Especiales de Giro (DEG) (alrededor de US$215 millones), llevando el acceso total a DEG537 millones (alrededor de US$769 millones).

El aumento se justifica en el contexto de las necesidades de balanza de pagos provocadas por las tormentas tropicales y la continuación de la pandemia. El financiamiento apoyará el plan de reconstrucción sostenible de las autoridades y sus esfuerzos relacionados al combate al COVID-19.

Según el FMI la pandemia prolongada y las tormentas tropicales Eta e Iota han golpeado duramente a Honduras. La economía estaba comenzando a recuperarse en la segunda mitad de 2020, respaldada por una reapertura gradual, políticas fiscales, monetarias y financieras de apoyo y las remesas. Sin embargo, Eta e Iota azotaron el país en noviembre, provocando inundaciones y deslizamientos de tierra que destruyeron infraestructura y viviendas, dañaron cultivos y paralizaron la producción manufacturera.

Como resultado el PIB real se contrajo un 9 por ciento en 2020. El crecimiento de las remesas, la fuerte contracción de las importaciones y las exportaciones resistentes apoyaron la posición externa de la economía. Se espera que la economía se recupere moderadamente en 2021, apoyada por el gasto doméstico en reconstrucción y el fuerte crecimiento en Estados Unidos.

Al mismo tiempo, la pandemia y los gastos de reconstrucción continúan generando grandes necesidades fiscales en un entorno con condiciones de financiamiento externo más restrictivas y mayores riesgos de volatilidad de mercado.

El ente señala que las autoridades de Honduras continúan gestionando la crisis sin precedentes dentro de los parámetros de la Ley de Responsabilidad Fiscal (LRF), utilizando de manera apropiada la flexibilidad incorporada dentro de la LRF para implementar una respuesta fiscal bien focalizada a la crisis. El déficit del sector público no financiero (SPNF) se amplió al 5½ por ciento del PIB en 2020, impulsado principalmente por menores ingresos fiscales, mientras que los gastos para contener los efectos humanitarios y económicos de las crisis se compensaron en gran medida mediante la reasignación de gastos no prioritarios.

Se han logrado avances significativos para abordar los desafíos de implementación en la fase inicial de la pandemia, incluida una gestión más transparente del gasto de emergencia y la mejora de los controles sobre su ejecución. Las medidas monetarias y financieras excepcionales adoptadas también tuvieron un papel fundamental para amortiguar el impacto de la crisis.

Las tormentas tropicales de fines de 2020, que agravaron el impacto de la pandemia, justifican una nueva activación de la cláusula de escape bajo la LRF este año. El déficit del SPNF podría alcanzar hasta el 5.4 % del PIB en 2021. Esto refleja por un lado una base tributaria aún en recuperación, y por el otro seguir atendiendo las necesidades que surgen por la emergencia sanitaria, así como la necesidad de llevar a cabo nuevos proyectos de inversión urgentes de rehabilitación y reconstrucción después de las tormentas.

El fondo indicó que las autoridades también están trabajando, en consulta con la comunidad internacional, el sector privado y la sociedad civil, en la adopción de un plan integral de reconstrucción a mediano plazo.

Related Posts