En estos seis estados se definirá quién gana la Casa Blanca

por Ultima Hora
0 comentario

Puede que alguna vez Utah o Alabama voten demócrata, aunque no ha sucedido en décadas; puede que alguna vez California o Nueva Jersey vuelvan a votar republicano. Pero en general son estados donde el capital político de un partido u otro está asegurado con una previsibilidad similar a las estaciones. En cambio, Arizona, Carolina del Norte, Florida, Georgia, Florida, Iowa, Michigan, Minnesota, Nevada, New Hampshire, Ohio, Pensilvania, Wisconsin y en ocasiones Texas son como la pluma en el viento de la canzone de Rigoletto: se los considera estados en disputa perenne, que un año pueden favorecer a los conservadores y dos años más tarde, a los liberales.

En esos estados, desde la noche del 3 de noviembre de 2020, se definirá si Donald Trump permanece en la Casa Blanca o si Joe Biden regresa, esta vez como presidente. En realidad, la clave esta vez reside sólo en seis de ellos, que concentran 101 de los 270 votos que se necesitan para conquistar el Colegio Electoral: Wisconsin, Michigan y Pensilvania en el Norte y Arizona, Carolina del Norte y la Florida en el sur.

Los candidatos lo comprendieron bien en el segmento final de sus campañas: todos esos estados aparecen en la lista de los 15 mercados más importantes de la publicidad política y allí Trump y Biden concentraron sus visitas finales hacia el martes decisivo, señaló USA Today. “Si esta vez la competencia es tan ajustada como en 2016, cuando menos de 80.000 votos en Wisconsin, Michigan y Pensilvania decidieron la presidencia, hay que esperar la mayor parte del suspenso provenga de estos estados”.

Wisconsin, 10 votos en el Colegio Electoral

Trump se esforzó notablemente para retener el estado en el que ganó hace cuatro años: en octubre visitó Wisconsin cinco veces para recorrer los suburbios republicanos de Milwaukee, la ciudad de Kenosha y la zona particularmente pendular de Green Bay. Biden, en cambio, solo fue una vez, el viernes anterior a las elecciones; su presencia fue sobre todo en la televisión, con un volumen de publicidad muy superior al del presidente.

Con los casos de coronavirus en aumento, el estado famoso por la cerveza Miller y su gran producción de queso parece inclinarse por el demócrata en esta ocasión. Así se ha visto en las encuestas, estables desde mayo. No parecen haberlas afectado ni las oscilaciones de la pandemia ni las protestas de agosto en Kenosha, primero porque la policía disparó siete veces a Jacob Blake dentro de su automóvil; luego porque en una de las manifestaciones Kyle Rittenhouse, de 17 años, mató a dos manifestantes e hirió a otros con un arma larga.

“Biden domina Wisconsin por 5 puntos”, sintetizó CBS News las encuestas del estado. Cuatro grupos claves que se inclinaron por Trump en 2016 parecen preferir ahora al ex vicepresidente: los hombres, los blancos, los votantes no universitarios y los adultos mayores. USA Today citó el sondeo más importante, que realiza Marquette Law School, que en seis mediciones dio al ex vicepresidente primero con una ventaja de entre 4% y 6 por ciento.

Arizona, 11 votos en el Colegio Electoral

Un estado que solía favorecer a los republicanos —desde que Bill Clinton ganó, hace casi un cuarto de siglo, ha seguido la tendencia al rojo que lo había caracterizado antes—, ahora parece darle una ventaja al candidato demócrata. Sin embargo, con un margen de error de 6 puntos en el sondeo de CBS News, el 51% de Biden contra el 46% de Trump entra en el ámbito de lo impredecible.

Carolina del Norte, 15 votos en el Colegio Electoral

Este estado sureño es, como Arizona, un factor impredecible. El margen entre los candidatos es aun menor, y lo supera el porcentaje de error posible en las encuestas, que es del 5,9%: Biden lidera con 50% de la intención de voto sobre el 48% que obtiene Trump. Una vez más, hay un déjà vu de 2016, cuando Hillary Clinton perdió en Carolina del Norte por casi 4 puntos.

Michigan, 16 votos en el Colegio Electoral

“De todos los estados en disputa que pasaron del azul al rojo hace cuatro años, Michigan es el que más probabilidades tiene de volver a apoyar al candidato demócrata”, resumió USA Today. La ventaja de Biden en las encuestas finales llegó al 6,5% en el mapa donde Trump ganó en 2016 por solo 10.704 votos sobre 4,8 millones.

Ante el 48%-41%, Trump se esforzó en la campaña con actos durante el sprint final Muskegon, Lansing y el condado de Oakland, en las afueras de Detroit, además de Grand Rapids, donde cerró su campaña exitosa contra Hillary Clinton. También Biden caminó el territorio, y en Detroit lo acompañó Obama: una clara señal de que ganar Michigan es crucial para que la Casa Blanca vuelva a albergar a un demócrata.

Pensilvania, 20 votos en el Colegio Electoral

La temperatura de la pelea electoral sube muchos grados en Pensilvania. Al estado de enorme peso en la decisión final sobre la presidencia se suma una diferencia entre los candidatos demasiado próxima al margen de error de las encuestas, 5,9% en los sondeos de CBS News: Biden tiene 53% de la intención de voto contra el 46% de Trump.

Hay otros factores que hacen a este estado pendular mucho más sensible que de costumbre. En 2016 el presidente ganó el estado donde se redactó la Constitución por 44.300 votos de 6,1 millones emitidos. Y en 2020 el registro de ciudadanos habilitados para sufragar llegó a los nueve millones.

Florida, 29 votos en el Colegio Electoral

Por último, el premio mayor, la Florida, vuelve a presentar un escenario tenso: si en las elecciones parlamentarias de 2018 triunfaron los demócratas, en las anteriores triunfaron los republicanos. Y sobre el estado todavía sobrevuela el fantasma de la disputa electoral de 2000 entre George W. Bush y Al Gore, que terminó con una decisión del la Suprema Corte. Y en la pelea contra Hillary Clinton, Trump prevaleció por solo 113.000 sufragios en el tercer estado más poblado del país.

Related Posts