ESPECIALISTAS REITERAN QUE HONDURAS, ES ALTAMENTE VULNERABLE Y ESTA EN ZONA CERO DEL CAMBIO CLIMÁTICO EN AMÉRICA LATINA

por Ultima Hora
0 comentario

Honduras es uno de los países más vulnerables a los fenómenos naturales que tiene sus causas en el cambio climático, por lo que es considerado la , zona cero del cambio climático en América Latina.

El país está en la línea ideal de alto riesgo frente a los efectos del calentamiento global que hasta ahora ha sido tratado como un punto secundario en la agenda nacional.

El borrador de un informe de la Organización de las Naciones Unidas revela que el cambio climático va alterar de forma dramática e irreversible la vida de la tierra en los próximos 30 años.

Se espera un agravamiento desde la escases de agua y mal nutrición hasta los éxodos y la extinción de especies con un impacto devastador sobre el hombre y la naturaleza independientemente si se logra una reducción de gases de efecto invernadero.

Especialistas afirman que con la tendencia actual el mundo se dirige hacia un alza de 3 grados centígrados y proyectan una multiplicación de pérdidas súbitas en los cultivos esenciales.

Las condiciones meteorológicas extremas que golpean a Honduras de un lado las inclementes sequias y de otro las inundaciones con todas sus consecuencias de destrucción.

La permanente amenaza de los desastres naturales tendría que obligar a las autoridades hondureñas a poner en vigor un plan de adaptación de la infra estructura productiva y de servicios para luchar contra los efectos del cambio climático.

Por lo que la tragedia esta encima si no se actúa de forma inmediata porque el cambio climático esta de forma latente y eso genera una amenaza de vida o muerte.

El doctor Nabil Kawas, decano de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), indicó “estamos en una zona geográfica especialmente expuesta a los fenómenos naturales. Honduras es altamente vulnerable al cambio climático”.

“El cambio climático afecta la estabilidad, es un riesgo para la vida y es un tema que se debe de resolver porque si no seguirá afectando el país más rápido de lo que indican estudios”.

Dijo que el Valle de Sula es un sector que da el 70 por ciento de la producción, pero la mayoría de la gente vive en las orillas de ríos y están expuestos a inundaciones.

Para Amnon Keidar experto en variabilidad climática y agro-irrigación, el problema de Honduras no es un problema de agua porque es una nación que llueve bastante, el problema es un tema de infraestructura y ese es el que se debe abordar para evitar inundaciones y almacenar agua para tiempos de escasez.

A la vez, Juan Camilo Villegas, miembro de la universidad de Arizona señaló que “el cambio climático es nuestra responsabilidad exclusiva, la explosión demográfica hace que la demanda de recursos se haya incrementado y hemos separado la humanidad de la naturaleza”.

“El cambio climático es esencialmente un fenómeno natural, el clima cambia de manera cíclica, el cambio climático actúa ahora a una mayor velocidad, explicó

Honduras fue el segundo país más afectado por huracanes, tormentas o inundaciones según el Índice de Riesgo Climático (IRC) que elabora cada año Germanwatch. Y su futuro no parece más luminoso que su pasado reciente: en casi todos los mapas del grupo de expertos en cambio climático de Naciones Unidas (IPCC), esta región aparece en rojo, y se prevé que sus zonas costeras pronto quedarán bajo el mar.

Honduras no emite ni remotamente los gases de efecto invernadero de los países del primer mundo pero paga sus consecuencias y reclama la urgente llegada de los famosos “fondos verdes” prometidos por la comunidad internacional y que no llegan por “largas trabas burocráticas”.

El Gobierno de Honduras espera como un maná esos fondos internacionales pero tampoco cumple con su parte. En la última Cumbre del Clima celebrada en Madrid (COP25), el presidente Juan Orlando Hernández insistió en su discurso en que “Honduras es el país más afectado del mundo junto a Puerto Rico y Myanmar” y pidió renegociar su deuda con el Banco Mundial para dedicar el dinero a la reforestación.

“Estamos hablando de 500 millones de dólares en un año y con eso reconstruimos presas y reservas de agua en el Corredor Seco, donde vive un tercio de la población a la que cada año tenemos que estarle dando alimentos para evitar la hambruna”, dijo el mandatario a los presidentes de medio mundo.

En Honduras, el gobierno del presidente Juan Orlando Hernández ha dado prioridad a la ejecución de programas que permitan la disminución de los efectos del cambio climático.

Es por eso que en el 2016, se invirtieron alrededor de 600 millones de lempiras para la construcción de reservorios de agua, pequeñas represas y se atendieron más de 100 hectáreas con sistemas de riego

En enero del 2020, durante la Cumbre del Clima en Madrid, el mandatario solicitó a los países y bancos centrales, renegociar la deuda para la creación de programas que ayuden a mitigar los efectos del cambio.

Related Posts