Estrategia de Pequeños Hoteles en el marco del COVID-19 para seguir con dinamismo y espíritu innovador

por Ultima Hora
0 comentario

La estrategia se realizó con base en un análisis que debe recorrer un pequeño hotel en Honduras desde el inicio de la crisis hasta el punto de normalización. Esta línea de tiempo se hizo con estimaciones de organismos internacionales y el análisis realizado en nuestro país, que se avizora estará vigente en un período no menor a 6 meses, culminando supuestamente a finales de agosto. «Pensamos que se puede extender más, probablemente hasta el tercer o cuarto trimestre del año. Independientemente de eso diseñamos la estrategia en 4 fases: Emergencia, Reactivación, Recuperación y Normalización».
La Asociación de Hoteles Pequeños de Honduras – HOPEH, cuenta a la fecha con 117 hoteles miembros, fue fundada con el objetivo de consolidar a los hoteles pequeños de Honduras como una marca turística por excelencia a través de la innovación, tecnologías apropiadas y servicio personalizado de alta calidad.
HOPEH está integrado por hombres y mujeres empresarios con mucha experiencia, en su mayoría con un nivel universitario o de maestría, pequeños inversionistas que generan empleo sostenible y le apuestan a Honduras porque la aman.
Dina Núñez, miembro fundadora y Directora de la Junta Directiva, nos comenta: «Hemos enfrentado grandes retos desde la fundación hace 15 años, en el año 2009 vivimos un período de 6 meses de inactividad, del cual logramos recuperarnos  con mucha perseverancia y ganas de salir adelante».  Dina menciona que muchas de sus empresas tienen arriba de 20 años, algunas más de 80 años de estar en el mercado así que son gente que conoce del negocio, que tiene estabilidad en el mismo y que son expertos en lo que hacen.
La situación de la pandemia definitivamente fue un gran reto. «En febrero de este año se formó la nueva Junta Directiva con personas muy deliberantes, que le echamos ganas, vimos la situación muy difícil. Algunos somos expertos en emprendimiento, otros son banqueros, otros son muy buenos en el área legal, otros en la parte de planeamiento y estrategias, entonces ahí fue donde platicando entre la Junta Directiva definimos que realmente esta situación en la que estábamos era bien difícil, el turismo estaba muerto prácticamente pero nosotros teníamos que ver como salíamos adelante y como sobrevivíamos así que pensamos en organizarnos, trabajar en equipo para buscar alternativas innovadoras que nos permitieran salir adelante de esta situación que nadie se la esperaba a nivel mundial».
«Nos quedó claro que estábamos enfrentando una situación similar a una guerra, porque estamos sobreviviendo, estamos tratando de defender nuestro patrimonio y eso hizo que nos organizáramos en comités de trabajo, que llamamos tropas, para definir la estrategia de Pequeños Hoteles en el marco del COVID-19» comenta la empresaria.
La estrategia se realizó con base en un análisis que debe recorrer un pequeño hotel en Honduras desde el inicio de la crisis hasta el punto de normalización. Esta línea de tiempo se hizo con estimaciones de organismos internacionales y el análisis realizado en nuestro país, que se avizora estará vigente en un período no menor a 6 meses, culminando supuestamente a finales de agosto. «Pensamos que se puede extender más, probablemente hasta el tercer o cuarto trimestre del año. Independientemente de eso diseñamos la estrategia en 4 fases: Emergencia, Reactivación, Recuperación y Normalización».
En la fase de emergencia se fijaron varios pilares sobre los que se enfocaría la estrategia a desarrollar, que son salvaguardar las vidas, salvaguardar el patrimonio y el empleo, comunicación y promoción y monitoreo. Dentro de salvaguardar las vidas lo que se quería hacer es priorizar sobre la salud y el bienestar de nuestras familias, colaboradores y clientes acatando en todo momento las medidas de bioseguridad establecidas por el gobierno y afinado su implementación en nuestros establecimientos. Aquí nosotros realmente hicimos nuestro protocolo de bioseguridad.
«Para poder salvaguardar el empleo en la medida de nuestras posibilidades, buscamos mecanismos que eviten el despido y al mismo tiempo garanticen las necesidades básicas de nuestros colaboradores y sus familias durante la fase de emergencia. Aquí lo que hicimos fue tratar de concretar una alianza estratégica y presentar una idea innovadora al Ministro de Trabajo, que consistió en apoyar a los colaboradores, a través de un aporte económico en donde el gobierno ponía una parte y nosotros la otra. La idea fue de su agrado» afirma Núñez.
En la misma etapa de emergencia, hablando ya de salvaguardar el patrimonio, realizaron acciones que permitieran mitigar al máximo el impacto negativo con el fin de garantizar la subsistencia y pronta recuperación de los hoteles. «Nos acercarnos de nuevo al Gobierno, al Banco Hondureño para la Producción y la Vivienda (BANHPROVI) para ver si trabajábamos con readecuaciones de deuda, para conseguir tasas atractivas con la banca, solicitando períodos de gracia de 2 años por lo menos, así como sistemas de garantía que fueran del 50% u 80% que fue lo que conseguimos con BANHPROVI para lograr créditos con la banca».«Hemos realizado otras acciones para buscar medidas financieras como apoyo de préstamos blandos para el sector turismo como para capital de trabajo con intereses favorables y amplios períodos de gracia. Solicitamos a BANHPROVI autorizar línea de fondos de emergencia, nos acercamos al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para ver de qué manera ellos colaboran también con nosotros y conocer un poquito que es lo que ellos están haciendo para Honduras. Realmente lo que queremos es tener préstamos de capital de trabajo, para poder cubrir todos los proveedores que tenemos de este año, tenemos costos fijos que pagar y los recursos son limitados por la falta de ingresos».
Dentro de la fase de emergencia incluyen también comunicación y promoción, esto para promover la marca HOPEH, garantizar su posicionamiento y crecimiento, logrando la fidelización de los clientes. «En este sentido se han publicado varios comunicados de prensa, informando a los medios sobre nuestra situación económica, para sensibilizar a la banca y al Gobierno sobre la preocupación por nuestro patrimonio y nuestros colaboradores. Hemos recibido capacitaciones en varios temas para mantenernos actualizados. Estamos trabajando en una campaña muy interesante que pronto va a salir, en la que comunicaremos sobre la adopción de sistemas de bioseguridad. Así mismo realizamos una campaña positiva sobre el Aniversario de HOPEH para que nuestros colaboradores y socios sientan que dentro de todo esto negativo hay cosas buenas, tenemos que estar unidos y salir adelante. Se reforzó nuestra imagen institucional a través de una serie de videos orientados a captar nuevos socios».«También tenemos la campaña “Descubre Honduras a través de los pequeños hoteles” para que cuando estemos listos, nuestros clientes puedan regresar al lugar favorito que les gustaba visitar anterior a la pandemia. Es una campaña para turismo interno porque ese el mercado hacia el cual vamos a poder dirigir nuestros esfuerzos promocionales a corto plazo ya que el turismo internacional va a tomar más tiempo» asegura.
«El monitoreo consiste en recopilar, validar y compartir información de interés para garantizar el bienestar y la correcta toma de decisiones. Cada una de las políticas definidas en la fase de emergencia tienen como prioridad principal el bienestar de la familia que integra nuestra asociación impulsando estrategias que se consideren pertinentes para la subsistencia de personas y nuestro patrimonio».
Tropas
A la hora de trabajar en equipo se organizaron en 12 tropas diferentes. «Hay una tropa de bienestar, que trabaja con todas aquellas personas con problemas de salud o que están deprimidas. Dentro de HOPEH tenemos psicólogos y doctores que están dentro de este grupo; también hay hoteleros que dan consejo y son muy buenos para eso. Tenemos la tropa de abastecimiento que está trabajando con la matriz de proveedores de productos y servicios tanto de bioseguridad como de insumos y servicios para hoteles, lo que se requiera bajo el concepto del bodegón hotelero. Aquí lo que se hace es comprar los productos más importantes de bioseguridad en equipo, en volumen para trabajar en lo que se llama economía en escala y de esa forma tener productos de buena calidad a mejor precio».
«Tenemos una tropa de bioseguridad que fue la responsable de hacer el manual de bioseguridad, lo que representa un gran logro para HOPEH; las personas que la integran son auditores del Sistema Integrado Centroamericano de Calidad (SICS). Recibimos capacitación en protocolos de bioseguridad para restaurantes, para que los hoteles que ofrecen ese servicio puedan vender a domicilio. Existe la tropa de asesoramiento profesional, ya sea legal, financiero, contable, o de varios temas que los socios pudiesen necesitar. También está la tropa de monitoreo de salud».Dina nos comenta: «Hay una tropa de comunicaciones y promoción la cual yo coordino, sus objetivos son actualizar la página web, ver el tema de redes sociales, entre otras tareas. En colaboración con la Organización Internacional de Trabajo (OIT) logramos capacitarnos con expertos en el tema de marketing digital y periodismo, en la elaboración de boletines para los medios, boletines internos para los socios, como hacer campañas para redes, cuáles son las redes que más se usan y cuáles no».
«También está la tropa creativa para identificar de nuevas ideas de inversión, ya que hay que reinventarnos en esta situación, es la tropa que prepara ideas creativas para entregar a los socios. Hay una tropa de negociación, que es la que se ha encargado de los acercamientos con BANHPROVI, con el Ministerio de Trabajo, con el resto de la banca, para conseguir facilidades crediticias que beneficie a cada uno de los miembros de la HOPEH».
«En términos económicos actualmente estamos sobreviviendo cada quien administrando de la mejor forma el poco capital del que se dispone en el banco. Una minoría tiene otros negocios, pero para la mayoría  sus ingresos provienen de la actividad hotelera, así que han tenido que cuidar mucho los pocos ingresos que tienen. Actualmente nuestros empleados están suspendidos».
Apoyo
«Las organizaciones que nos han apoyado son el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP) de la cual nosotros somos miembros y en la que integramos de la Mesa de alto nivel de Turismo; la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que nos brindó asistencia técnica para la tropa de comunicaciones; BANHPROVI, que nos está apoyando con readecuación de deuda, aunque todavía  no tenemos resultados concretos pero ya están las circulares y los lineamientos; El Instituto Hondureño de Turismo (IHT) le ha brindado asistencia técnica a la tropa de comunicaciones, para poder elaborar piezas de comunicación y algunas cosas interesantes en el tema de redes sociales. El IHT también nos apoyó en la celebración del  15 aniversario de HOPEH, en donde festejamos con un evento virtual realizado el 14 de julio, cuya agenda incluyó un brindis, networking y la presentación de un video institucional».
«Actualmente estamos revisando la página web de HOPEH, con el apoyo de la empresa mexicana Arpón, que vende software para hoteles y muy gentilmente nos brindó su colaboración. Tenemos listo un brochure de HOPEH, estamos trabajando con la memoria de la asociación, que comprende información de nuestros 15 años de existencia».
Reinvención
«Hemos identificado oportunidades de reinventarnos ofreciendo servicios de lavandería para la comunidad, no solamente para el hotel, alquilando algunas habitaciones como espacios de oficina a personas que necesitan trabajar tranquilas. Estamos por firmar un convenio de cooperación con UNITEC, en el cuál ellos nos van a colaborar en el tema de elaboración de planes de negocio, a través de un seminario para nuestros socios».Otro tema en el que han enfocado esfuerzos, es en la Cooperativa de Ahorro y Crédito. «CODETUR fue creada con el objetivo de conseguir fondos que podamos incrementar a través del tiempo para no depender tanto de la banca» comenta Núñez.
Innovadores y solidarios
Los pequeños hoteleros se han caracterizado por su dinamismo y espíritu innovador. «Somos generadores de experiencias, es una fortaleza que tienen los pequeños hoteles, tanto los rurales y de playa como los urbanos. Todos en HOPEH nos preocupamos por todos, hacemos conversatorios, si alguien tiene problemas con algo, alguien trata de ayudarle. Es un ambiente súper bueno, es un gremio muy unido. La Junta Directiva lucha y trabaja fuertemente por apoyar a sus socios para que ellos no se sientan solos, esa creo que es una de las grandes fortalezas que tenemos en relación a otras organizaciones y además  de contar con un plan definido para salir adelante y tener personas capaces apoyando en estas iniciativas».Es muy importante señalar que la hotelería es una actividad transversal. «Se beneficia la señora que nos hace la cuajada, la que nos hace la mermelada, la que nos hacen el pan, las personas que nos dan el servicio de fontanería, carpintería, esta gente cuando nosotros estamos abiertos sale beneficiada, les damos mucho trabajo en ese sentido, además de obviamente de las personas a las que contratamos directamente: recepcionista, aseadoras, técnicos de la cocina, etc.. Entonces realmente es transversal, es fuerte, tiene que ver con otras cadenas de valor».
Categorias: Negocios

COMPARTE

Related Posts