Exempleados de Google demandan a la empresa por violar su propio código de conducta

por Ultima Hora
0 comentario

Tres exempleados de Google han presentado una demanda conjunta contra el gigante tecnológico ante un tribunal federal de California, alegando que la empresa supuestamente los despidió de forma ilícita, violando su propio código de conducta ‘no seas malvado’.

Según la querella, Rebecca Rivers, Paul Duke y Sophie Waldman comenzaron a trabajar en la compañía entre los años 2011 y 2019. ‘No seas malvado’ era el lema no oficial del código de conducta que Google proporcionaba a sus empleados. En el 2018 se informó que dicha consigna fue eliminada del documento corporativo, pero en una versión actualizada, de septiembre del 2020, recuerda a su personal: «No seas malvado, y si ves algo que crees que no está bien, ¡habla!».

Los demandantes, ingenieros de ‘software’, fueron despedidos en noviembre del 2019, y pese a que el lema habría sido eliminado previamente del código de conducta, ese año aún habría seguido vigente en las cláusulas de los documentos sobre las normas y exigencias del gigante tecnológico que los ingenieros firmaron junto al contrato laboral.

El documento judicial muestra el apartado sobre no ser malvado: «‘No seas malvado’, se basa en el reconocimiento de que todo lo que hagamos en relación con nuestro trabajo en Google se medirá y debe medirse con los más altos estándares posibles de conducta empresarial ética», describe la demanda.

«No se quede callado»

«Por lo tanto, lea el código y sígalo, siempre teniendo en cuenta que cada uno de nosotros tiene la responsabilidad personal de adherirse y alentar a otros empleados de Google a incorporar los principios del código en nuestro trabajo. Y si tiene una pregunta o alguna vez piensa que uno de sus compañeros de trabajo o la empresa puede no estar cumpliendo con nuestro compromiso, no se quede callado», reza la directriz de la empresa.

Los tres acusan a la compañía de echarlos «por adherirse» a dichas directrices y exigen una compensación económica no especificada por daños y perjuicios.

Versiones

Google, por su parte, afirma que la rescisión de sus contratos se produjo tras filtrar información confidencial a la prensa, así como por realizar «búsquedas sistemáticas» de documentos «fuera de su alcance de trabajo». Los ingenieros, por su parte, señalan que su despido se produjo por protestar contra un controvertido contrato de computación en la nube entre el gigante tecnológico y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU.

Los exempleados consideraron esa colaboración como «malvada» y siguieron los principios presentes en el código de conducta. En un comunicado, manifestaron que «Google se dio cuenta de que ‘no seas malvado’ le estaba costando dinero e impulsando a los trabajadores a organizarse». La compañía «despidió a los empleados que estaban siguiendo el lema», en lugar de admitir que su postura había cambiado, sostienen.

Related Posts