Expone el presidente Hernández en informe de hitos en Washington: Grabaciones secretas de DEA revelan por qué docenas de narcos huyeron de Honduras y comprueban que cometieron perjurio en EEUU

por Ultima Hora
0 comentario

– Datos oficiales de agencias de EEUU muestran que Honduras logró una reducción sin precedentes del 95% del tráfico de drogas a través de su territorio.

– También el Gobierno de Hernández logra una reducción del 57 % en la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes.

  Las grabaciones secretas de la DEA, de conversaciones entre jefes de carteles de la droga, revelan por qué docenas de narcotraficantes huyeron de Honduras y comprueban que cometieron perjurio en su testimonio ante tribunales de los Estados Unidos, afirmó este miércoles en Washington el presidente Juan Orlando Hernández.

Durante la exposición de su informe de hitos alcanzados en 8 años de gestión, el presidente Hernández destacó logros históricos como la reducción del paso de droga por territorio hondureño hasta en un 95 % y del 57 % en la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes.

El informe lo presentó Hernández en un evento donde agradeció a la comunidad internacional el respaldo brindado a Honduras durante su gestión de 8 años al frente del Poder Ejecutivo.

El mandatario, además, destacó la transformación de la Policía Nacional y el fortalecimiento de las Fuerzas Armadas, entre otros de los importantes logros de las estrategias de seguridad implementadas durante sus 8 años de administración del Estado.

Hernández destacó también que esos extraordinarios resultados han sido reconocidos internacionalmente y de forma independiente.

Para el caso, mencionó que “los datos oficiales de las agencias de Estados Unidos muestran que logramos una reducción sin precedentes del 95 % del tráfico de drogas a través de Honduras. Y más de 50 criminales acusados fueron enviados a la custodia de ese país, ya sea por extradición, entrega o captura”.

Además, resaltó que uno de sus logros más importantes es la reducción del 57 % en la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes.

“Nuestras duras acciones contra el crimen organizado también han significado que haya literalmente docenas de narcos hondureños vengativos en las cárceles de Estados Unidos, donde la única arma poderosa que sigue en sus manos es su disposición de dar falsos testimonios. Solían apuntar las balas a sus enemigos. Ahora les apuntan con mentiras”, dijo.

El mandatario expresó que una vez que se entiende ese asunto se resuelve el rompecabezas de por qué ahora, después de que el Gobierno hondureño desmanteló los principales cárteles para lograr una reducción del 95 % del tráfico, hay un tsunami de testimonios falsos en los tribunales del Distrito Sur de Nueva York.

El perjurio sistemático

Hernández señaló que es muy sencillo considerar que para las decenas de narcos hondureños que enfrentan una condena en Estados Unidos -vale la pena repetir: algo que nunca se ha logrado bajo ningún Gobierno hondureño anterior-, su única esperanza es hacer tratos con los fiscales estadounidenses, y por esa razón dirán cualquier cosa.

“Estamos presenciando un perjurio sistemático a gran escala, hay pruebas irrefutables que fueron generadas por una importante agencia del Gobierno estadounidense: existen grabaciones de los narcos, realizadas en secreto por la DEA”, dijo.

Añadió que fueron presentadas en los tribunales de los Estados Unidos esas pruebas que refutan y desenmascaran directamente los falsos testimonios realizados por los narcos, como testigos cooperantes en el tribunal federal estadounidense del Distrito Sur de Nueva York.

Ahondó diciendo que la DEA hizo grabaciones secretas en 2013 a los mismos narcos que hace muy poco dieron falso testimonio en la corte, de que en ese momento, en 2013, tenían un acuerdo (así lo dicen ahora) con el entonces candidato Juan Orlando Hernández.

Empero, diez días después de que Hernández fuera elegido presidente en 2013, los Cachiros se dieron cuenta de que se había acabado el juego y se reunieron con la DEA en Belice para decir que estaban listos para rendirse a los Estados Unidos.

“Curiosamente, estos narcos que huyeron son los mismos narcos que ahora cometen perjurio”, comentó el jefe del Poder Ejecutivo.

Falsos testimonios

Añadió Hernández que no es cierto que tuvieran algún trato ni protección de su parte, lo cual ya debería ser obvio porque los narcos y sicarios están en la cárcel como docenas de su clase. Y ahora, por las grabaciones secretas de la DEA, el mundo sabe que desde la cárcel están mintiendo a la corte de Estados Unidos.

Hernández recalcó que no es sólo que las grabaciones de la DEA proporcionen pruebas irrefutables y contemporáneas de que no tenían ningún trato, lo que en sí demuestra que su testimonio es falso.

Asimismo, expuso que lo que es igual de importante es que las grabaciones dibujan una escena que está en dramática contradicción con la narrativa de los medios de comunicación, y que a veces se basa completamente en los falsos testimonios.

“A diferencia de los falsos testimonios que dan en los tribunales, la realidad es que muchos narcos huyeron de Honduras y se entregaron a Estados Unidos porque entendieron exactamente lo que les iba a pasar, porque entendieron por mis acciones que yo hablaba en serio”, dijo Hernández.

También el presidente Hernández añadió que “si se ve lo que hicimos, las medidas que adopté, y cómo las hice, también se sabe que estas acciones mías nunca las haría ningún líder involucrado en el narcotráfico, o que puede ser intimidado o comprometido por los cárteles”.

Las dos lecciones

Sobre cómo logró Honduras la reducción sin precedentes del 95 % del paso de droga por su territorio, Hernández refirió que hay dos lecciones para otros países:

La primera lección, que es innegable, es que las acciones duras y audaces no son fáciles, pero funcionan.

Recordó que con la Fuerza Aérea se puso un escudo aéreo para enfrentar a los narco aviones, además de crear dos nuevas fuerzas de seguridad, odiadas y temidas por los narcos, porque no las controlaban: la fuerza de gendarmería PMOP y la ATIC, dirigida por la fiscalía independiente, el Ministerio Público/FGR.

Pero igual se decidió habilitar a un panel independiente de la sociedad civil para depurar la Policía que los narcos habían corrompido, eliminando finalmente a la mitad de la fuerza policial nacional, y a la mayoría de sus mandos.

También recordó que se decidió luchar contra la poderosa resistencia y las amenazas de muerte para aprobar, y luego implementar agresivamente, tanto la extradición de narcos como la confiscación de activos criminales, ambas por primera vez en la historia moderna de Honduras, además de construir nuevas cárceles de mayor seguridad.

De igual manera, se decidió trabajar estrechamente con los países aliados, y agradeció a países como México, Colombia, Chile, y a los países del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

A la vez, remarcó que se decidió coordinar la lucha antinarcótica con el país amigo que es el mercado de consumo más grande del narcotráfico, de tal manera que los altos mandos de la DEA, el Comando Sur, Seguridad Nacional y otros entes de Estados Unidos, reconocieron públicamente al presidente Hernández y al Gobierno de Honduras como socios confiables y efectivos de la nación norteamericana.

También destacó que se persiguió agresivamente a narcos mortales como los Cachiros, hasta que fueron extraditados o entregados a la custodia de Estados Unidos, a donde llegaron por docenas.

Los resultados

Sobre cuáles son los resultados de esas acciones, Hernández dijo que entre los datos oficiales de Estados Unidos sobresalen informes del Comando Sur y del Departamento de Estado, donde se muestra que desde 2013 la proporción de cocaína que pasa por Honduras hacia ese país se redujo del 87 a menos del 4 %.

Aseveró que hay una segunda lección para otros países y para cualquier líder, que debe entender y aceptar la realidad de que cualquier Gobierno que ataque agresivamente a los narcos y a sus activos criminales, que coopera y se asocia estrechamente con Estados Unidos y que ponga a docenas de narcos en las cárceles de ese país, que reduzca el tráfico de drogas en un 95 % y arrebate el control criminal de las fuerzas de seguridad, como ha hecho Honduras, debe prepararse porque tendrá un tsunami de testimonios falsos en los tribunales de esa nación del norte.

“Nunca debemos olvidar que lo que Honduras logró durante nuestro Gobierno es gracias a los valientes policías, soldados, fiscales, jueces y otros funcionarios y dirigentes, muchos de los cuales hicieron el máximo sacrificio: entregar su vida”, concluyó Hernández al referirse al tema de seguridad.

Related Posts

Deje un comentario