FAH HA SIDO ARTÍFICE PARA CONVERTIR A HONDURAS EN TERRITORIO HOSTIL PARA EL NARCOTRÁFICO

por Ultima Hora
0 comentario

El presidente Juan Orlando Hernández resaltó hoy, en la LXI Conferencia de Jefes de las Fuerzas Aéreas Americanas (CONJEFAMER), que «la Fuerza Aérea Hondureña (FAH) han sido artífices en la reducción de traza de drogas para convertir a Honduras en un territorio hostil para el narcotráfico».

En esta sexagésima primera conferencia participan representantes de 21 países de América y países observadores.

Durante la conferencia, Honduras, a través del comandante de la FAH, general Javier René Barrientos, recibió la presidencia de la secretaría general del Sistema de Cooperación entre las Fuerzas Aéreas Americanas (SICOFAA) de parte de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, por medio del general Michael Ingersoll.

«La Fuerza Aérea Hondureña ha realizado una gran tarea, como nunca antes se ha visto, y han sido artífices para que lográramos reducir la traza de vuelos ilegales que transportan grandes cantidades de drogas, por lo que demostramos que Honduras es un país hostil para el narcotráfico», destacó el mandatario.

«A cada uno de los comandantes y representantes de sus instituciones que conforman el Sistema de Cooperación entre las Fuerzas Aéreas Americanas (SICOFAA), queremos decirles que como institución se han esforzado por fomentar la amistad y la cooperación entre las Fuerzas Aéreas de América, que a través del intercambio de experiencias, capacitación y educación llevan a cabo operaciones conjuntas y combinadas para ayudar a nuestros pueblos socios en desastres naturales y otras amenazas comunes que enfrentamos como países aliados», apuntó.

FAH es promotora de la defensa

El jefe del Ejecutivo señaló que la FAH se ha convertido en una institución promotora de la defensa y del desarrollo nacional. «Han contribuido a la defensa de la soberanía y la integridad de sus territorios».

La experiencia hondureña

«Para comprender los logros de la Fuerza Aérea, igual como el de las otras fuerzas militares y policiales en los últimos años, es importante saber lo que hemos enfrentado», subrayó.

Añadió que «considero mi deber sonar las alarmas de una situación que puede debilitar la confianza en la cooperación bilateral en la lucha contra la criminalidad organizada en el hemisferio. Quiero que conozcan la experiencia hondureña, tal como lo hice la semana anterior a los presidentes de Centroamérica y España».

Pormenorizó que antes de que asumiera la Presidencia Honduras tenía la tasa de asesinatos más alta del mundo. El nivel de violencia criminal estaba directamente relacionado con el cáncer del narcotráfico que operaba con casi impunidad.

Hernández puntualizó que la razón era que varias instituciones hondureñas esenciales, incluida la Policía  estaban muy penetradas y corrompidas por los cárteles de la droga.

Agregó que los datos oficiales de las agencias estadounidenses determinaron en 2013 que el 87% de la cocaína que entraba en ese país pasaba primero por Honduras.

«Hoy esas mismas agencias estadounidenses informan que bajo mi Gobierno esa cifra se ha reducido a menos del 4%.», resaltó el mandatario, también comandante general de las Fuerzas Armadas.

Detalló que para enfrentar la crisis en la seguridad pública, para contraatacar, aplicó medidas duras, y funcionó.

«Esto fue posible porque antes de llegar a la Presidencia, yo, como líder del Poder Legislativo, había librado la batalla para ganar la aprobación de la creación de nuevas herramientas poderosas y necesarias, como la extradición, la confiscación de activos criminales y una fuerza de seguridad pública adicional equipada para luchar contra los carteles», acotó.

Extradición de narcos

«Mis duras acciones contra el crimen organizado también han significado que bajo mi Gobierno, y por primera vez, haya literalmente docenas de narcos hondureños vengativos en las cárceles de Estados Unidos», aseveró.

«Piensen en ello porque es importante entender lo que eso significa: docenas de narcos hondureños vengativos, cuya cultura es el ajuste de cuentas, pero ya encerrados en las cárceles de Estados Unidos, donde la única arma poderosa que sigue en sus manos es su disposición a dar falsos testimonio», apuntó.

Hernández expresó que los narcos solían apuntar las balas a sus enemigos y  ahora les apuntan con mentiras en contra de quienes «los hemos atacado, convirtiéndome en uno de sus principales blancos».

«Una vez que se entiende eso se resuelve el rompecabezas de por qué ahora, después de que mi Gobierno desmanteló los principales cárteles para lograr una reducción del 95% del tráfico, hay un tsunami de testimonios falsos en los tribunales del Distrito Sur de Nueva York. Muy sencillo, para las decenas de narcos hondureños que enfrentan una condena en Estados Unidos, vale la pena repetir algo que nunca se ha logrado bajo ningún Gobierno hondureño anterior; su única esperanza es hacer tratos con los fiscales estadounidenses, y por esa razón dirán cualquier cosa», indicó.

«La Administración de Control de Drogas (DEA) hizo grabaciones secretas en 2013 a los mismos narcos que hace muy poco dieron falso testimonio en la corte, de que en ese momento, en 2013, tenían un acuerdo (así lo dicen ahora) con el entonces candidato Juan Orlando Hernández. Por supuesto, eso no es cierto. Nunca tuvieron ningún trato ni protección de mi parte, lo cual ya debería ser obvio porque estos narcos y sicarios están en la cárcel como docenas de su clase. Y ahora por las grabaciones secretas de la DEA el mundo comprobó  que desde la cárcel están mintiendo a la corte de Estados Unidos», subrayó.

«A diferencia de los falsos testimonios que dan en los tribunales, la realidad es que muchos narcos huyeron de Honduras y se entregaron a los Estados Unidos porque entendieron exactamente lo que les iba a pasar, porque entendieron, por mis acciones, que yo hablaba en serio», afirmó Hernández.

Las medidas tomadas

El jefe del Ejecutivo puntualizó que «si uno ve lo que hice, las medidas que adopté y cómo las hice, también sabe que estas acciones mías nunca las haría ningún líder involucrado en el narcotráfico o que puedan ser intimidados o comprometidos por los carteles».

«La primera lección, que es innegable, es que las acciones duras y audaces no son fáciles, pero funcionan», acotó.

«La Fuerza Aérea Hondureña ha realizado una gran tarea, como nunca antes visto, y han sido artífices para que lográramos reducir la traza de vuelos ilegales que transportan grandes cantidades de drogas, por lo que demostramos que Honduras es un país hostil para el narcotráfico», señaló.

Añadió que «crear dos nuevas fuerzas de seguridad, odiadas y temidas por los narcos porque no las controlan: la Policía Militar de Orden Público y la ATIC dirigida por la fiscalía independiente, el Ministerio Público/Fiscalía General de la República».

«Luchar contra la poderosa resistencia y las amenazas de muerte para aprobar, y luego implementar agresivamente, tanto la extradición de narcos como la confiscación de activos criminales, ambas por primera vez en la historia moderna de Honduras, y construir nuevas cárceles de más seguridad», subrayó.

Related Posts