GOBIERNO ASEGURA COSECHA DE CAFÉ 2020-2021 CON BONO Y KITS DE BIOSEGURIDAD

por Ultima Hora
0 comentario

La cosecha 2020-2021 de café sigue en pie en todo Honduras pese a las adversidades provocadas por la pandemia de covid-19 y las tormentas Eta y Iota, y gran parte de ese logro se debe al apoyo gubernamental a los productores por medio del Bono Cafetalero y la entrega de kits de bioseguridad.

El presidente Juan Orlando Hernández en su momento aseguró que el Bono Cafetalero representaba un apoyo fundamental del Gobierno para asegurar la cosecha de café, «porque es un producto que tiene un importante valor en el Producto Interno Bruto de Honduras y porque es el sostén de más de 200.000 familias que dependen del grano».

Entre marzo y octubre de 2020 el Gobierno por medio de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) invirtió 300 millones de lempiras en Bonos Cafetaleros, consistentes en la entrega de tres sacos de fertilizantes a cada productor según la última cosecha reportada ante los entes respectivos.

El supervisor del Bono Cafetalero por parte de la SAG, Javier Coto, recordó que se entregaron 555.399 quintales de fertilizante a 91.778 productores, con el objetivo de mantener, asegurar y mejorar la cosecha del café en un año en el que se tenían muchas reservas por los efectos de la pandemia.

14 05

Bombas, secadoras y patios móviles

Sin embargo, el apoyo del Gobierno del presidente Hernández se amplió con la entrega, además del fertilizante, de bombas de motor, secadoras y patios móviles con la idea de fortalecer a los grupos organizados que tienen en el aromático su principal fuente de ingresos para miles de familias hondureñas.

«Ningún Gobierno había hecho este tipo de aportes», dijo Coto, quien aseguró que entre los principales objetivos está incentivar la producción, pese a que había poca disponibilidad de recursos, impasse provocado por el confinamiento obligatorio del país a causa de la pandemia.

Comentó que muchos productores no iban a poder fertilizar sus fincas porque no había recursos para efectuar esa labor, y eso representaba un gran problema para asegurar buenas cosechas en un año difícil, al que además de la pandemia se sumaron las tormentas tropicales Eta y Iota.

Consideró Coto que el Bono Cafetalero y la entrega de equipo de primera necesidad para mejorar la calidad del grano generaron un ambiente de tranquilidad y optimismo en los productores, al grado que solicitaron que el programa pueda repetirse en el presente año.

Ayuda en general

El Bono Cafetalero y el equipo, afirmó Coto, se entregaron sin distinción de ninguna clase, de manera justa y equitativa, porque el presidente Hernández fue claro en que se debía apoyar a quien lo necesitaba para asegurar su cosecha y la fuente de ingresos.

Explicó que el único requisito establecido para la entrega de bonos fue que el productor hubiese reportado entre uno y 150 quintales en su última cosecha, y eso se cumplió a cabalidad según los reportes del Instituto Hondureño del Café (Ihcafé), que ha sido el intermediario entre Gobierno y productores.

Coto aseguró que la entrega de las 1.000 bombas de fumigación y 1.000 medidores de humedad del grano a grupos organizados también buscaba incentivar la producción de café.

Un millón de kits de bioseguridad

El apoyo del presidente Hernández a la caficultura aumentó mucho más con la entrega de kits de bioseguridad a miles de productores, a través de la SAG, para evitar la propagación del coronavirus en la temporada de cosecha, «en un momento en el que se necesitaba asegurar el proceso».

Afirmó Coto que «el programa Cosecha Segura hizo entrega de un millón de kits de bioseguridad con el objetivo de apoyar a 98.002 productores en todo el país, en un momento difícil, dadas las consecuencias surgidas a causa del coronavirus en Honduras y en todo el planeta».

El presidente Hernández dijo en su momento que, si bien «la pandemia nos ha pegado duro y se han vivido momentos difíciles en Honduras, se trabaja todos los días para levantarse y por eso la preocupación por la cosecha de café, y también por eso la entrega de kits de bioseguridad para los corteros, buscando evitar la propagación del coronavirus».

El presidente del Ihcafé, Francisco Ordóñez, alabó el apoyo gubernamental al sector cafetalero porque, además de la entrega de fertilizante y kits de bioseguridad, también se recibió ayuda de la Secretaría de Desarrollo Comunitario, Agua y Saneamiento (Sedecoas) e Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H), en la habilitación de accesos a las distintas zonas productivas del país dañados por las tormentas.

«Primera vez que un presidente se preocupa por el sector productivo, con entrega de kits de bioseguridad; nos dio además el Bono cafetalero y se ha preocupado por las carreteras», dijo el productor Carlos Rodríguez, de la zona de Linderos, en San Nicolás, Santa Bárbara.

Related Posts