Julieta Castellanos lamenta que iniciativas para combatir la corrupción en Honduras han fracasado

por Ultima Hora
0 comentario

La exrectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Julieta Castellanos, lamentó la falta de transparencia y la corrupción y manifestó que esta son una práctica de los políticos coludidos con un sector de la empresa privada que tiene atrapadas a las instituciones y que en los últimos 20 años no han logrado mejorar los índices de corrupción, por lo que no existe expectativa de cambio.

Explicó que cuando vemos los indicadores, el índice de transparencia en el país siempre ha sido muy bajo, el índice de competitividad igual y cada vez se va empeorando lo que significa que el Estado no funciona, porque este está funcionando para defender a los políticos que llegan a gobernar y que, aunque algunos partidos no están en el gobierno, son parte de estas estructuras de decisión donde se protege a los corruptos.

En ese sentido, dijo que no se puede esperar indicadores mejoren cuando las iniciativas de combatir la corrupción fracasan, porque este grupo de personas que está en el Estado están ahí para protegerse, lo que se ve muy claramente desde 2015, 2016 con la última iniciativa de combatir la corrupción que fue con la presencia de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH).

Agregó que a medida que la MACCIH y el Ministerio Publico iniciaron las investigaciones y fueron rodeando a este núcleo de corrupción y corruptos, vino la reacción del gobierno interponiendo amparos para modificar las leyes e impedir ser investigados y hoy estas personas están aspirando a grandes cargos.

Seguidamente dijo que  ninguna persona que haya estado vinculada a actos de corrupción va querer aspirar a cargos públicos para combatir la corrupción, va querer continuar en el poder para dos propósitos seguir enriqueciéndose, seguir teniendo esos vínculos con empresarios que también son corruptos y seguir protegiendo a sus familias.

“Ellos saben que en el momento que no tengan poder, en el momento que el partido político no los proteja, en ese momento se vuelven vulnerables a la justicia”, argumentó.

Añadió que es difícil porque estos sectores han acumulado riquezas para comprar conciencia y colocar a funcionarios a su servicio como el caso reciente de Invest-H, pero hay otros casos que nunca salen como las concesiones, otras instituciones que no funcionan porque colocan a personas que no tienen el compromiso o las instituciones no tienen estructuras.

Indicó que el Ejecutivo es el responsable de que haya corrupción, pero vemos que desde ahí se reclama que haya solidaridad con los hondureños más necesitados hay millones de lempiras abandonados en hospitales y en el Trans 450.

“Si hay un Estado donde los funcionarios no quieren asumir su responsabilidad no se puede tener esperanza en los políticos que nos han gobernado, no se están escuchando ofertas sobre qué hacer con el país, por lo que la gente va ir a votar sin expectativa, no es que esté pesimista sino que no hay razones para tener expectativas que hay un cambio de rumbo en el país porque los mismos van a seguir siendo los mismos por los próximos años enriqueciéndose con instituciones que van surgiendo y manejadas a favor de los que están en el poder”.

Finalmente, Castellanos apuntó que por los últimos 20 años se ha visto que los índices de corrupción, que no han mejorado, no generan una posibilidad que vaya haber cambios y si se observa a los que están aspirando a la política tampoco generan alguna expectativa para una mejora en el índice de corrupción.

Related Posts