La científica hondureña María Elena Bottazzi crea “Corbevax”, la primera vacuna sin pantentes contra la COVID-19

por Ultima Hora
0 comentario

Cada día son más las mujeres hondureñas que se encargan de poner la bandera de Honduras en alto, es gracias a su esfuerzo y dedicación que pueden llegar muy lejos. Por ello, te presentamos a la científica María Elena Bottazzi, quien ha creado “Corbevax”, la primera vacuna sin patentes contra la COVID-19.

 

La reconocida científica María Elena Bottazzi, nació en Génova, Italia, pero debido al trabajo de su padre hondureño regresaron a Tegucigalpa, Honduras. Fue a la edad de ochos años que se mudo a nuestro país, donde pudo realizar sus estudios en la Escuela Elvel, para luego convertirse en una profesional egresada de la Universidad Autónoma de Honduras.

 

Cabe resaltar que, su grado de profesión es en Microbiología y Química, pero sus estudios y ocupaciones la han convertido en una de las científicas más conocidas en el área de la vacunología tropical. Actualmente, codirige el desarrollo de la vacuna contra la COVID-19 en la Escuela de Medina de Baylo de Houston en Texas, Estados Unidos.

 

Bottazzi, junto al doctor Peter Hotez, crearon una vacuna contra la COVID-19, la cual se nombró como “Corbevax”, y a finales de diciembre de 2021 recibió la autorización para uso de emergencia en India.

 

Además, la científica mencionó al reconocido medio BBC Mundo, que cualquier persona puede replicar la vacuna y trabajar con ellos. Así mismo, ella busca que “Corbevax” pueda producirse en Centroamérica para así poder distribuirla por toda la región. También, el equipo de Bottazzi ya está trabajando en una posible distribución de la vacuna contra la COVID-19 en países como Indonesia, Bangladesh y Botsuana.

 

La vacuna Corbevax, se centra en una tecnología tradicional denominada proteína recombinante, misma que ha comprobado su efectividad en cuanto a vacunas desde hace muchas décadas, siendo un ejemplo claro la hepatitis B. El proceso de producción de esta vacuna sin patente, es más fácil y económico que las vacunas Pfizer o Moderna.

Sin embargo, los científicos Bottazzi y Hotez han estado trabajando en el desarrollo de una vacuna contra las epidemias de MERS y SARS, las cuales también son coronavirus que surgieron a principios de los años 2000. Es por esta razón, que cuando inicio la pandemia de la COVID-19, ellos ya se encontraban listos para continuar desarrollando las pruebas necesarias y así perfeccionar su vacuna.

 

Lastimosamente, al comienzo de la pandemia las autoridades de distintos países no tenían fe en la vacuna Corbevax. Fue hasta el tercer año que empezaron a creer en ella, siendo el gobierno de la India el primero en aceptarla.

 

Según el medio internacional BBC Mundo, un estudio de Fase III entre 3.000 voluntarios, Corbevax tuvo una eficacia del 90% para prevenir la enfermedad causada por la versión original del SARS-cov-2, y del 80% para la variante Delta.

 

Sin duda, la doctora y científica hondureña María Elena Bottazzi, es un ejemplo a seguir, ya que ha confiado en sus capacidades para poder hacer todo esto posible. Nos sentimos orgullos de que personas como ella estén resaltando el talento catracho en el aérea de la ciencia y la salud.

Related Posts