La exrectora de la UNAH Julieta Castellanos publica libro sobre cultura política de Honduras 1980-2020

por Ultima Hora
0 comentario

Julieta Castellanos, actual directora del Instituto Universitario en Democracia, Paz y Seguridad (IUDPAS) y exrectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), presentó su libro Honduras: persistencia y cambios en la cultura política 1980-2020, obra que hace un análisis profundo de los procesos electorales y expone el estado actual de la democracia en el país.

La obra se desprende de una serie de investigaciones del IUDPAS y su redacción inició en el año 2017, después de la crisis electoral. Consta de los capítulos Participación Electoral 1980-2017Cultura PolíticaEstructuras de Poder, Cómo se construyen, Cómo se conservan, y expone una serie de recomendaciones sobre el tema. Esta publicación fue comentada por Salvador Romero Ballivián, presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia y quien fue director del capítulo local del Instituto Nacional Demócrata (NDI) hace unos años.

Participación electoral

En su primer capítulo presenta los datos estadísticos de la participación y abstencionismo electoral desde 1980 hasta el proceso de 2017, donde el abstencionismo pasó del 18.7% registrado en el año 1980 a 45.7% de las últimas elecciones generales.

La socióloga Castellanos expuso que el abstencionismo de la última elección solo fue superado en los procesos de 2005, con 46.20%, y en el 2009 con un 50.10%. Esta  última fue antecedida meses atrás por el golpe de Estado, donde se registró la participación en términos porcentuales más baja de la historia del país.

Al regionalizar el abstencionismo, la investigadora encontró que la zona occidental del país es la que más participación electoral ha mantenido desde el regreso a la era democrática, mientras que la zona norte ha disminuido su nivel de participación.

También explicó que en el Distrito Central, el cual representa el 15% de la carga electoral del país, el nivel de abstencionismo en la última elección llegó a un 43.1% y en San Pedro Sula, que representa el 8% del total de votos del país, el abstencionismo fue de 55.1% en el 2017 y de 65.4% en el 2009.

En cuanto a los porcentajes que están de acuerdo con el sistema democrático disgregado en niveles educativos, el 27.3% de los entrevistados con nivel de educación bajo manifestaron no estar de acuerdo y los de nivel educativo medio y alto manifestaron no estar de acuerdo, con porcentajes de 29.6% y 29.8% respectivamente

En el análisis del voto duro, es el Partido Nacional de Honduras (PNH) es el que mantiene el mayor porcentaje, con el 16% de una militancia que votaría por cualquier candidato de su partido sin importar su condición o su propuesta.

En cuanto a las simpatías por partido político por región y edad agrupada, estas variables demostraron que el PNH es fuerte en la región occidental con un 29.0% y en el sur con un 26.1% mientras que el Partido Libre es más fuerte en la zona norte y en el centro-oriente; en lo que se refiere a edades, el Partido Libertad y Refundación (Libre) es el que más atrae a la juventud (21.5%) mientras que el PNH capta el voto adulto (25.3%), sin embargo, es la variable “Ninguno” la que obtiene los más altos porcentajes (el Partido Liberal obtiene los terceros lugares en todas las métricas).

De la misma manera, la exrectora Castellanos expone en su libro que la simpatía por partido político por sexo y nivel educativo, en la variable “Hombre”, el Partido Libre capta la mayoría de los votos con el 22.2% seguido del PNH con el 20.3% y solo un 14% va para el Partido Liberal.

En lo que corresponde al voto de la mujer, este es captado por el PNH con el 23.9%, seguido del PL con el 17.3% y Partido Libre con el 17.0%; en cuanto a la simpatía por nivel educativo y económico, los niveles bajos de ambas mediciones los capta el PNH y el nivel educativo y económico medio y alto es de simpatía del Partido Libre.

“Al Partido Nacional se le hace muy difícil entrar a zonas urbanas de clase media y alta, porque su oferta es de clientela política, de ofrecer techos, bonos, bolsas solidarias… por lo mismo, es fuerte en las zonas rurales y urbanas-marginales”, explicó Castellanos.

Estructuras de poder

En lo referente a las estructuras de poder político, su construcción y cómo se observan, la autora del libro expresó que son los diputados los que mantienen la solidez en las estructuras de los partidos políticos, quienes tienen acceso a los proyectos institucionales y a los programas sociales manejados de manera política desde el Poder Ejecutivo.

Castellanos categorizó en seis grupos a los parlamentarios, el primer grupo es el que tiene acceso directo con el poder, por lo tanto, son el poder real, gestionan recursos millonarios y cuentan con una amplia red de apoyo de alcaldes y líderes comunitarios de barrios y colonias (activistas). El segundo grupo tiene acceso intermedio, pero es del círculo de confianza plena, por lo que pueden gestionar importantes proyectos con los cuales apoyan a municipios que los hace acreedores de redes de activistas.

Los diputados del grupo tres son del círculo de confianza y convencen a otros en construcción de liderazgos, reciben apoyos económicos, por lo tanto, el poder sabe que puede contar con ellos, el grupo que les sigue no cuentan con la confianza plena, ni tienen interés de relación con el poder, por ello, no cuentan con activistas y para figurar solo tienen presencia mediática.

El quinto grupo es integrado por oposición militante ideológica, cuenta con seguidores militantes ideológicos y el último están los diputados, que son poco visibles a nivel nacional y departamental, quienes salieron electos por popularidad, pasan inadvertidos en el Congreso Nacional y probablemente no salen reelectos.

Los dos primeros grupos, según Castellanos, tienen acceso a programas sociales presidenciales, a millonarias sumas del Fondo de Desarrollo Departamental y son los que dan empleo directo a militantes de su partido, dan asistencia a los sectores pobres, tienen recursos financieros para resolver las solicitudes comunitarias y personales, tienen activistas remunerados para el trabajo político y personal remunerado y controlado para que represente al partido en las Mesas Electorales Receptoras.

En el subtema Siglo XXI, Partidos Políticos, Política y Crimen Organizado, la exrectora expone que el Estado fue perdiendo el control del territorio, el dinero del crimen entró por los poderes locales y departamentales y los partidos políticos fueron permisivos y laxos (flojos, poco rigurosos en cuestiones de moral) con el origen de los fondos de campaña.

De igual manera indica que los órganos electorales no ejercieron control de los fondos de campaña y el Estado no actuó contra estructuras criminales; detalló además que por narcotráfico, el PNH tiene cinco extraditados en EE UU, cuatro el PL y uno el Partido Libre, lo que deja claro que el narcotráfico permeó las instituciones políticas.

 Comentario

El libro fue comentado por Salvador Romero Ballivián, presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia, quien manifestó que el libro de la directora del IUDPAS es una radiografía fuerte sobre el estado actual de la democracia en Honduras.

“Esta obra demuestra el rigor académico de la socióloga Castellanos, que no se queda en los ámbitos restrictivos de la disciplina, sino que va más allá del ejercicio del poder, valores de la ciudadanía y élites de poder, por lo tanto, es una obra que nos ofrece una mirada rica y penetrante de la cultura política del Honduras”, destacó Romero Ballivián.

Detalló que la participación electoral en Honduras está por debajo del promedio latinoamericano, la cual ha tenido una línea descendente significativa de pérdida de la capacidad movilizadora de la democracia hondureña.

El alto funcionario del país sudamericano aseguró que en Honduras se hizo un cambio de la arquitectura institucional, sin embargo, todavía existen dudas en la ciudadanía.

Por último, Romero Ballivián resaltó que los debates tienen las ventajas que ahora se tiene un libro con una mirada no sesgada ni comprometida con grupos políticos sino científico y con un análisis profundamente académico.

Related Posts