LA INDIA SUPERÓ LAS 200.000 MUERTES TRAS UN NUEVO RÉCORD DE CIFRAS POR COVID-19

por Ultima Hora
0 comentario

La India superó este miércoles la barrera de las 200.000 muertes por coronavirus tras registrar una cifra récord que supera los 3.000 fallecidos en las últimas 24 horas tras un leve descenso ayer, mientras el número de contagios se situó por primera vez por encima de los 360.000 diarios.

Los últimos datos mantienen a la India en el epicentro global de la pandemia al comunicar 3.293 muertes en un solo día, mientras el número de contagios se elevó hasta las 360.960 nuevos positivos, según informó el Ministerio de Salud indio.

Con estas nuevas cifras, que elevan el total de fallecidos a los 201.187 y los 19,7 millones de contagios desde el inicio de la pandemia, el país asiático se mantiene como el cuarto con más muertes por detrás de Estados Unidos, México y Brasil.

La India vivió su peor jornada después de que ayer los números diesen un pequeño respiro en el país, tras experimentar una bajada de más de 30.000 casos y 41 muertes que no se producía en varios días.

Los récords también se batieron en regiones como Nueva Delhi, que informó de un total de 24.149 nuevos contagios y 381 fallecidos en un solo día, la mayor tasa de mortalidad que ha experimentado esta ciudad de unos 20 millones de habitantes.

Una mujer tendida en una camioneta a la espera de ser ingresada a un hospital para pacientes con COVID-19 en Ahmedabad. India, abril  26, 2021. REUTERS/Amit DaveUna mujer tendida en una camioneta a la espera de ser ingresada a un hospital para pacientes con COVID-19 en Ahmedabad. India, abril 26, 2021. REUTERS/Amit Dave

Además, el estado occidental de Maharashtra, el más golpeado por la pandemia, también rompió récords de cifras con 66.358 nuevos positivos y 895 muertes en las últimas 24 horas.

La gravedad de esta segunda ola de covid en el país asiático, que ha impactado con mayor virulencia que la primera curva que registró su pico en el mes de septiembre, ha provocado una crisis de suministros en varios hospitales de las regiones más afectadas.

Mientras el país trata de conseguir oxígeno, las imágenes de crematorios desbordados y la sobresaturación de pacientes en las unidades de cuidados intensivos han despertado el compromiso de varios países, que han empezado a enviar ayuda.

Ante esta situación, la India concentra toda su esperanza en su ambiciosa campaña de vacunación en la que, hasta el momento, se han administrado casi 148 millones de dosis desde que comenzó el pasado enero, 2,5 millones de ellas en las últimas 24 horas.

Varios países se ofrecieron a ayudar a India a hacer frente a la segunda ola de la COVID-19 con material para la fabricación de insumos y vacunas, o equipos médicos, como es el caso de Estados Unidos o Australia.

Un hombre con un equipo de protección individual (EPI) transporta madera para prearar una pira funeraria para fallecidos por la COVID-19 en un crematorio en Nueva Dehli, la India, el 26 de abril de 2021. REUTERS/Adnan AbidiUn hombre con un equipo de protección individual (EPI) transporta madera para prearar una pira funeraria para fallecidos por la COVID-19 en un crematorio en Nueva Dehli, la India, el 26 de abril de 2021. REUTERS/Adnan Abidi

En este contexto, la ONG Human Rights Watch (HRW) demandó al Gobierno de la India abordar “urgentemente” la escasez de atención médica por la crisis de coronavirus “de más rápido crecimiento en el mundo”. Asimismo, pidió que se garantice que las comunidades vulnerables tengan un “acceso equitativo a los tratamiento”.

“Los donantes y los grupos de la diáspora que están acelerando la asistencia a India deberían alentar al Gobierno a poner fin a las restricciones a la libertad de expresión y respetar los Derechos Humanos en su respuesta a la pandemia”, agregó la organización.

Según la ONG, tras las críticas al Gobierno por la gestión de la pandemia, con la falta de suministro y de atención hospitalaria, este ordenó que se eliminasen cien publicaciones de redes sociales aludiendo a que se trataba de información falsa.

“El Gobierno de India debería concentrarse únicamente en sus esfuerzos en responder a las personas que necesitan ayuda desesperadamente y mueren por falta de atención médica”, insistió al respecto el director para el sur de Asia de Human Rights Watch, Meenakshi Ganguly.

Con información de EFE

Related Posts