LA ONU RETOMÓ LOS VUELOS DE ASISTENCIA HUMANITARIA EN EL NORTE Y SUR DE AFGANISTÁN

por Ultima Hora
0 comentario

El portavoz de la Secretaría General de la ONU, Stéphane Dujarric, informó este jueves que el Servicio Aéreo Humanitario de la organización, que opera el Programa Mundial de Alimentos (PMA), está reanudando los vuelos para permitir que 160 grupos humanitarios continúen con sus actividades en Afganistán.

Dujarric ha precisado que el servicio aéreo une actualmente la capital de Pakistán, Islamabad, con las ciudades de Mazar-e-Sharif, en la provincia afgana de Balj, y Kandahar, en la provincia homónima, y se han realizado tres vuelos desde el pasado 29 de agosto.

El aeropuerto de Kabul, ha aclarado, aún no se encuentra operativo, “al menos” para la ONU, si bien Dujarric ha expresado que tiene “esperanzas” en que vuelva al funcionamiento “en un futuro próximo”.

“El PMA dice que se están haciendo todos los esfuerzos para intensificar las operaciones lo antes posible y aumentar el número de destinos a los que se vuela en Afganistán. Además, se está estableciendo un puente aéreo de carga para transportar artículos no alimentarios, como suministros médicos y otros suministros de emergencia, hasta donde más se necesitan”, explicó el portavoz en la rueda de prensa diaria de la ONU.

Para continuar con el trabajo, el Servicio Humanitario Aéreo de la ONU necesita de 18 millones de dólares (más de 15 millones de euros), de los que 12 millones se requieren para el puente aéreo de carga, ha señalado, para recordar que estas líneas serán utilizadas “por toda la comunidad humanitaria” y son necesarias debido a la “dificultad” del viaje por carreteras.

Al respecto, ha apuntado que desde 2002 y hasta la toma de poder de los talibán el pasado 15 de agosto, el servicio llegó a más de 20 destinos en el país centroasiático. “Trataremos de regresar a todos esos lugares una vez que la seguridad y los fondos nos lo permitan”, ha asegurado.

Por otro lado, Dujarric se ha referido a los enfrentamientos que se producen en el país entre los insurgentes y los miembros del Frente de Resistencia Nacional (FRN) en el valle de Panjshir, último reducto de resistencia ante los talibán. Así, ha afirmado que estos combates son de “gran preocupación” para la organización y provocan que la situación humanitaria que ya es “difícil” sea “aún peor” debido a que aumentan los problemas de acceso.

Por ello, el portavoz ha pedido a las partes evitar el ataque a civiles, así como la destrucción de infraestructuras.

Related Posts

Deje un comentario