Nicaragua rompe relaciones diplomáticas con Taiwán y se adhiere a China

por Ultima Hora
0 comentario

Este viernes, China y Nicaragua firmaron un comunicado conjunto sobre el restablecimiento de sus relaciones diplomáticas. Previamente, Managua había anunciado que rompió relaciones diplomáticas con Taiwán y que reconocía el principio de «una sola China». 

 

El acuerdo fue firmado en Tianjin, en el norte del país asiático, por el vicecanciller chino, Ma Zhaoxu, y el asesor presidencial nicaragüense, Laureano Ortega Murillo. En el acto, transmitido por la Cadena Global de Televisión de China, ambas naciones se otorgan el reconocimiento mutuo y restablecen su relaciones diplomáticas a nivel de embajadores.

 

La víspera, el Ministerio de Relaciones Exteriores nicaragüense emitió un comunicado donde informó que reconocía a China como el «único Gobierno legítimo».

 

«El Gobierno de la República de Nicaragua declara que reconoce que en el mundo solo existe una sola China. La República Popular China es el único Gobierno legítimo que representa a toda China y Taiwán es parte inalienable del territorio chino«, dice el texto, leído en transmisión televisada por el canciller Denis Moncada.

 

En el documento Managua también anunció que rompió, a partir del pasado jueves, «las relaciones diplomáticas con Taiwán y deja de tener cualquier contacto o relación oficial«.

 

Del lado chino, el representante permanente de ese país ante la Organización de Naciones Unidas, Zhang Jun, escribió en su cuenta de Twitter que elogiaba «altamente la acertada decisión» de Nicaragua, que en su opinión está en «consonancia con la tendencia imperante de la época y la aspiración del pueblo». «El principio de ‘una sola China’ es un consenso ampliamente aceptado por la comunidad internacional y no admite discusión», afirmó. 

«Una etapa de crecimiento»

En una carta que dirigió el canciller a su par chino, Wang Yi, el diplomático nicaragüense afirmó que su país se siente honrado por inaugurar «una etapa de crecimiento» y que considera el día del restablecimiento de las relaciones como «una fecha histórica y trascendente».

 

Moncada afirmó que «en momentos complejos como los que vive el mundo», la decisión tomada por Nicaragua es de «singular importancia» porque es una confirmación de los «ideales y valores socialistas, humanistas, revolucionarios y evolucionarios».

 

Del mismo modo, manifestó el deseo del país centroamericano de continuar fortaleciendo relaciones en las áreas de ciencia, tecnología, educación, salud, arte, cultura, deportes, medios de comunicación, tecnologías de comunicaciones e Información, inversiones, proyectos, comercio, defensa, seguridad, entre ambos países.

En la misiva, también se manifiesta que el Gobierno de Daniel Ortega reconoce «la importancia fundamental» de los postulados de principios y valores de política internacional que China presentó en el foro de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), realizada en septiembre pasado, relativos a «la necesidad del respeto mutuo a la soberanía, la no injerencia en los asuntos internos, la dignidad e integridad territorial de los Estados».

 

En esa cumbre, realizada en México, China también expresó su rechazo a «la amenaza o el uso de la fuerza como medio de resolución de conflictos» y a las medidas coercitivas unilaterales «que atenten contra la soberanía, estabilidad y autodeterminación de los pueblos».

 

¿Cuáles son los proyectos?

El canciller chino, Wang Yi, manifestó en un encuentro virtual que sostuvo con la delegación nicaragüense este viernes que le complacía que su país tuviera un «nuevo amigo» en América Latina y el Caribe. Hasta el momento, Honduras, Guatemala y Belice no han roto sus relaciones diplomáticas con Taipéi.

 

El titular de Relaciones Exteriores, según CGTN, dijo que su país está dispuesto a trabajar con Nicaragua «para abrir nuevas perspectivas del desarrollo» y que es bienvenida a tomar parte en la ‘Iniciativa para el Desarrollo Global'», que propone «revitalizar la economía y buscar un desarrollo global más robusto, ecológico y equilibrado», según el presidente chino, Xi Jinping.

 

Del mismo modo, pidió a Nicaragua «sumarse cuanto antes» a la construcción conjunta de la Franja y la Ruta, que implica la apertura de nuevas rutas comerciales y corredores de transporte entre el país asiático y Occidente.

 

Ya en junio de 2013, Nicaragua entregó a la compañía china HKND la concesión del proyecto de desarrollo de una vía alternativa al Canal de Panamá que conectará el océano Pacífico con el Atlántico y que cruzará el territorio nicaragüense de este a oeste. Sin embargo, aún no se ha puesto la primera piedra.

 

El costo de este megaproyecto asciende a 50.000 millones de dólares y la ruta tendrá 278 kilómetros de longitud y será tres veces más larga que el Canal de Panamá. 

 

¿Cómo han sido las relaciones?

A los pocos meses del comienzo de su primer mandato, en 1985, Ortega reestableció las relaciones con la República Popular China y la reconoció como «único gobierno legítimo». Así, Nicaragua fue el primer país de América Central en tomar esta medida.

 

Con la llegada a la presidencia de la opositora Violeta de Chamorro, que derrotó al Frente Sandinista de Liberación Nacional en las elecciones de 1990, Nicaragua rompió relaciones con China y las reestableció con Taiwán.

 

Aunque así se mantuvieron los vínculos diplomáticos hasta el momento, en 2007, tras la vuelta al poder de Ortega, el mandatario expresó su deseo de establecer relaciones tanto con China como con Taiwán, «sin condiciones excluyentes». Sin embargo, esto no sería posible porque Pekín considera a la isla como parte inalienable de su territorio, luego de que, tras el triunfo de la Revolución Comunista, en 1949, Taiwán se separó unilateralmente de China.

Related Posts