ORTEGA QUITA NACIONALIDAD A OPOSITORES MIENTRAS SE LA ENTREGA A EXPRESIDENTES DE EL SALVADOR ACUSADOS POR CORRUPCIÓN

por Ultima Hora
0 comentario

Dos ex presidentes salvadoreños recibieron el documento nicaragüense en trámites expeditos mientras que la líder del principal partido de oposición huyó del país luego que le anularan su nacionalidad.

En Nicaragua las nacionalidades van al ritmo de las conveniencias políticas del régimen de Daniel Ortega. El seis de agosto pasado, el Consejo Supremo Electoral canceló en un trámite expedito la nacionalidad nicaragüense de Carmella María Rogers Amburs, conocida Kitty Monterrey, presidente del Ciudadanos por la Libertad (CxL) el principal –y muchos consideran el único– partido de oposición que iba en la boleta de las elecciones generales previstas para noviembre próximo.

Una semana antes, el 30 de julio anterior, el gobierno de Nicaragua otorgaba, también en un proceso expedito, la nacionalidad nicaragüense al expresidente salvadoreño Salvador Sánchez Cerén y a su familia cercana: su esposa, Rosa Margarita Villalta; su hija, Claudia Lissette Sánchez Villalta y su nieto, Juan Carlos Guardado Sánchez.

Sánchez Cerén fue vicepresidente (2009-2014) y presidente (2014-2019) de El Salvador. Sobre él pesa una orden de arresto por los delitos de lavado de dinero y enriquecimiento ilícito cometidos desde su cargo.

Los expresidentes salvadoreños Mauricio Funes Cartagena y Salvador Sánchez Cerén, que fueron fórmula en 2009, encontraron refugio en Nicaragua ante cargos por corrupción que enfrentan en su país.Los expresidentes salvadoreños Mauricio Funes Cartagena y Salvador Sánchez Cerén, que fueron fórmula en 2009, encontraron refugio en Nicaragua ante cargos por corrupción que enfrentan en su país.

“El expresidente Sánchez Cerén escapó del país el cinco de diciembre pasado hacia Nicaragua, en busca de protección del régimen de Daniel Ortega, consiguiendo la nacionalidad en ese país y siguiendo los pasos de su antecesor Mauricio Funes Cartagena, ambos del partido FMLN”, explica una nota de prensa de la Presidencia salvadoreña.

Hasta el seis de agosto, Carmella María Rogers Amburs, o Kitty Monterrey, 71 años, tenía la doble nacionalidad nicaragüense y estadounidense. Nació en San Francisco, Estados Unidos, de padre estadounidense y madre nicaragüense, según dijo en entrevista al diario La Prensa, de Managua. A los nueve años se fue a vivir a Nicaragua con su abuela materna. “Prácticamente toda mi vida he vivido en Nicaragua”, dijo.

El régimen nicaragüense alegó irregularidades en el proceso de inscripción y obtención del documento de identidad para anularle su nacionalidad.

En el caso del expresidente salvadoreño, la nacionalidad bloquea su extradición porque las leyes nicaragüenses prohíben la extradición de los nacionalesmientras en el caso de la presidente de Ciudadanos por la Libertad, la anulación de su nacionalidad representa uno de los criterios que el tribunal electoral nicaragüense consideró para sacar de la competencia electoral a su partido.

Infobae

Related Posts