Pobladores de Baracoa dicen que no están solos y agradecen a militares y Copeco por tareas de rescate y limpieza.

por Ultima Hora
0 comentario

Autoridades educativas y pobladores de Baracoa, aldea del municipio de Puerto Cortés, dijeron este viernes no sentirse solos porque el Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández les está ayudando en labores de limpieza del lodo y desechos que dejaron las inundaciones causadas por las tormentas Eta y Iota.

En el marco de la segunda fase de la Operación No Están Solos, las instituciones gubernamentales continúan los trabajos de limpieza en beneficio de los pobladores de Baracoa.

El subdirector del Instituto Gubernamental Francisco Morazán, Amílcar Montes, manifestó que “esto ha causado dolor, tristeza y lágrimas, ver cómo estos sectores fueron completamente azotados por los huracanes Eta y Iota».

«Nosotros aquí en el instituto tenemos ya 10 diez días, con personal docente y alumnos, trabajando (en la limpieza); quedó una capa de lodo bastante gruesa y lo fuimos sacando de las aulas”, al igual que “pupitres, sillas y escritorios que se arruinaron completamente», añadió Montes.

Agradeció al personal de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) encargado de la labor de limpieza: “Un agradecimiento fuertísimo, un abrazo fuertísimo, de parte de los alumnos y personal docente, por esta noble acción”.

“Estábamos un poco desesperados, pero ese calor humano que han traído, trae satisfacción porque ya esos promontorios de basura están siendo levantados de donde estaban”, finalizó diciendo.

Llenos de esperanza

Óscar Antonio de León, de  40 años, poblador de la zona, relató que “fue una cosa muy dolorosa ver que todo lo que habíamos construido poco a poco, de un momento a otro, lo estaba perdiendo por estas corrientes de agua que pasaron por mi solar”.

Además, agradeció a “los militares porque se portaron bien conmigo y con todos; hasta me dejaron salvar mi perro, me dieron chance de subirlo a la lancha porque no había paso en todo esto”.

“Ya vemos que se ven los avances (de la limpieza) y Dios quiera que nos ayuden y volvamos a tener lo que perdimos”, añadió De León.

“Hemos escuchado que don Juan Orlando le va a construir de nuevo a aquellos que perdieron su casa; pues yo confío en la palabra de él, y él, la verdad, cumple. Nosotros sabemos que no se puede todo de un solo y como dice, poco a poco, confiamos en que nos va a ayudar”, expresó el humilde poblador.

“Tenemos fe”

Sonia Natividad Cacinos Méndez, comerciante que reside en el Kilómetro 2 de Baracoa, declaró que “he quedado con depresión y tristeza, de ver que todo mi negocio se cayó y me va costar levantarme porque tengo 65 años de edad”.

“Confío en Dios primeramente y en el presidente Juan Orlando Hernández para que nos ayude. Tenemos fe que todo va salir bien. Que conjuntamente con el presidente Hernández puedan hacer la limpieza de todos los pueblos, municipios y aldeas porque han quedado afectados; eso es lo que yo espero”, concluyó doña Sonia.

Related Posts