Por qué el nuevo programa español Top Gamers Academy marca el comienzo de la TV del futuro

por Ultima Hora
0 comentario

La frontera entre las redes sociales y la televisión tradicional se ha roto en España tras el estreno del primer talent show de videojuegos del mundo el pasado domingo en horario de máxima audiencia. Top Gamers Academy, bautizado por los espectadores como “un Operación Triunfo para gamers”, ofrece contenidos en directo todos los días a través de YouTube y Twitch a los que se han enganchado fans desde Latinoamérica donde youtubers españoles como El Rubius, Willyrex y TheGrefg (los tres mentores de los concursantes) son estrellas desde hace años.

La emisión de un programa tan novedoso recuerda en España al estreno a principios del nuevo siglo de fenómenos televisivos como Gran Hermano (que introdujo la idea de poder asistir a “la vida en directo”) y la academia de Operación Triunfo, que acercó la música a las grandes audiencias. Ahora, el plan es ir un poco más allá con un híbrido de formatos y una temática novedosa.

Los 21 concursantes tienen entre 18 y 29 años y sueñan con dedicarse profesionalmente a la industria de los videojuegos, un negocio pujante que facturó más de 100.000 millones de euros el año pasado en el mundo. Entre sus perfiles hay de todo: otakus (apasionados de la cultura japonesa), fans de Tomb Raider y Juego de tronos, una dependienta de una tienda de cómics, un amante de los tatuajes… Convivirán durante ocho semanas en un centro de alto rendimiento donde no solo competirán en partidas de Clash Royale, Fortnite y Gran Turismo (tres de los títulos más populares) sino que aprenderán a gestionar el estrés y la fama, a desarrollar habilidades físicas para jugar mejor y a generar sus propios contenidos audiovisuales.

“Todavía se conoce muy poco este fenómeno en la sociedad, la gente sólo se queda con los vídeos de broma que suben a YouTube pero no se da cuenta de todo el trabajo creativo que hay detrás y las horas que pasan estos chavales editando vídeos y mejorando sus técnicas”, dice a Infobae Jordi Cruz, el presentador del programa en Neox, un canal de entretenimiento enfocado a los jóvenes.

Dice que lo que más le ha sorprendido de tratar en persona a iconos como El Rubius (el youtuber español más popular, con casi 40 millones de suscriptores en su canal) es su humildad y capacidad de trabajo. “Son estrellas mundiales pero no van para nada de eso, se muestran súper normales y cercanos. Apenas han hecho muy poquita tele pero están emocionados con este nuevo desafío”.

Detrás de este proyecto rupturista está el gigante de la producción audiovisual Gestmusic Endemol, responsable de formatos que han transformado la televisión en español durante las últimas décadas, desde Operación Triunfo con su irrupción en 2001 hasta Tu cara me suena, un programa que hasta el momento se ha exportado a 43 países.

Su experiencia en realitys con concursantes encerrados es dilatada, la novedad es que Top Gamers “es un proyecto que nace 100% pensado en su distribución digital”, según cuenta a Infobae Tinet Rubira, uno de los productores ejecutivos desde Gestmusic.

“Hemos visto que cada vez hay más gente que dedica su tiempo de ocio a las plataformas de gaming como Twitch, donde se juega en directo. Los hábitos han cambiado, el público ya no ve contenidos clásicos de televisión. En ese nuevo escenario los videojuegos se han convertido en el gran competidor en la carrera de las audiencias, y ahí es donde queremos estar”, reflexiona.

Su apuesta es enganchar a ambos públicos, los que consumen televisión con la gala en el prime time de los domingos por la noche en Neox, y los usuarios nativos de redes sociales, que pueden seguir la vida de la academia en directo a través de sus canales en YouTube y Twitch, donde registró más de un millón de visualizaciones en las primeras 24 horas de emisión.

“La gala de los domingos en televisión es sólo un trocito muy pequeño del programa, que va a tener muchas patas: la chicha va a estar en lo que se ve en las otras redes, donde la gente estará haciendo el gamba en directo, eso es lo que más interesa ahora mismo a la audiencia”, dice a Infobae el periodista Pablo Cantó, experto de estos nuevos formatos en Verne, la página que explora los fenómenos de Internet desde El País.

Top Gamers aspira a fidelizar a los fans internacionales que hablan en español. “El 70% de la audiencia digital durante estos primeros días viene desde fuera de España, de países latinoamericanos como Colombia, Argentina, Chile y Uruguay”, confirman desde Gestmusic. Los contenidos se pueden ver desde cualquier parte del mundo, además de gratis por las redes sociales, desde la plataforma online de pago Atresmedia Premium Player.

El especialista Pablo Cantó explica que el acierto de Top Gamers ha sido reunir a algunos de los creadores de contenido ahora mismo más populares con tirón comercial en Latinoamérica. “En España hay un caldo de cultivo muy bueno, en las métricas de las últimas semanas varios de los 10 youtubers con más visitas son españoles. Es una barbaridad el éxito que tienen en otros países de habla hispana y el programa ha aprovechado eso, reuniendo a los más punteros”.

La televisión del futuro

Aunque las cifras de audiencia tras la primera semana del programa aún son moderadas (280.000 espectadores durante la primera gala, cerca del 4% del share entre la franja de 25 a 34 años), Top Gamers Academy apenas comienza a mostrar lo que será la televisión del futuro.

“No me atrevo a predecir qué va a pasar en los próximos años pero estoy convencido de que vamos a ver videojuegos hasta en la sopa. Tarde o temprano la televisión generalista emitirá una competición de títulos como League of Legends, porque son impresionantes y al público joven le encantan”, vaticina Cantó.

En realidad, atendiendo a las cifras, lo raro es que la televisión no haya apostado antes por los eSports, las competiciones de videojuegos. La Liga de Videojuegos Profesional, auspiciada por el gigante Mediapro (líder del audiovisual en Europa) llega a 38 millones de espectadores y celebra eventos en varios países del mundo con partidas de Fifa, Counter Strike o League of Legends.

“El ámbito audiovisual ha entremezclado ya los medios: una productora como Mediapro tiene una plataforma enteramente dedicada a los eSports y el Rubius ha creado su propia serie. Ya no vemos Internet como una mera plataforma para aparecer en televisión, sino que los dos medios están al mismo nivel y se acaban confundiendo. El contenido es lo que realmente importa”, dice a Infobae Eduardo Fernández, periodista de El Mundo especializado en medios de comunicación y plataformas digitales.

Desde que apareció la primera generación de youtubers en España (con El Rubius a la cabeza), el negocio ha cambiado mucho. La mayoría de aquellos pioneros ya están cerca de los 30 años y han visto como la audiencia más joven se ha ido desplazando a plataformas como Tik Tok y Twitch. Muchos se han reciclado apostando por las competiciones online de videojuegos. Ibai Llanos, una de las estrellas de este universo y que ejerce en Top Gamers como caster (comentarista de partidas en directo), es un buen ejemplo de este nuevo negocio millonario.

“Lo interesante de formatos como Twitch es que puedes conectar en una misma partida en directo con famosos con un tirón enorme entre los jóvenes. Imagínate a Ibai Llanos y El Rubius jugando con la estrella de la música trap Kidd Keo y el futbolista Kun Agüero. Eso ya está pasando”, cuenta Pablo Cantó. Advierte de una novedad que Operación Triunfo no tenía: el contacto entre los fans/espectadores y los protagonistas del programa a través de sus canales en Twitch, donde se pueden dejar comentarios en directo.

Fenómenos como Top Gamers demuestran que la juventud tiene nuevos ídolos. “Desde hace un tiempo los famosos están colonizando los realities y los talent shows; bien como participantes, bien como miembros del jurado con papeles igualmente protagonistas. Como el formato online tiene tanta o mayor notoriedad que el de la televisión tradicional, más si cabe en un target joven (como el de la cadena Neox) era inevitable que los youtubers acabaran ocupando las posiciones relevantes de programas”, reflexiona Eduardo Fernández.

El equipo detrás de Top Gamers aspira a conseguir con los videojuegos lo que han logrado marcas como Top Chef y Master Chef con el universo de la gastronomía: acercarlos al gran público. “Ese es el objetivo, sin duda. Somos conscientes de que se están produciendo cambios ya no sólo en la forma de consumir entretenimiento, sino en el tipo de contenidos que se ven”, dice a Infobae Luis León Luri, gerente de programación de los canales temáticos de Atresmedia, uno de los grandes grupos de medios españoles enfocados en lo audiovisual, quien ha apostado por emitirlo en televisión a través de su canal Neox.

La audiencia será quien decida durante las próximas semanas si el programa logra romper las barreras generacionales. “No es un universo tan lejano para la gran mayoría de la gente. En todas las casas de España y de medio mundo hay videojuegos, en los salones o en los dormitorios los padres juegan con sus hijos en las consolas pero también a través del móvil, del iPad o del ordenador”, dice Tinet Rubira, de la productora Gestmusic.

De paso, añade, quieren cambiar la percepción negativa que estos fenómenos generan todavía en cierta parte de la sociedad, especialmente entre los más mayores. “La gente se creía que los videojuegos eran un pasatiempo de vagos, sin porvenir. Hoy día, además de una afición, puede ser una profesión sin ninguna connotación negativa. Frente a la idea anticuada de que los videojuegos eran el apocalipsis, Top Gamers quiere lanzar un mensaje normalizador. Por supuesto, vamos a insistir en los hábitos saludables y en que hay vida más allá de las pantallas”, aclara Tinet Rubira.

“Esta apuesta por un mundo gamer da visibilidad a todos esos chavales que están en su casa montándose su movida en su habitación, grabando con una cámara, esforzándose mucho. Cuando vean el programa por la tele, podrán decir: ‘Mira, papá, esto es lo que yo hago”, añade el presentador, Jordi Cruz.

El especialista Pablo Cantó cree que el programa llega en un momento en el que se empiezan a aceptar socialmente estas nuevas realidades. “Hace 20 años los videojuegos eran percibidos como algo que hacía un friki solo en su casa. Se ha ido perdiendo el cliché porque es algo totalmente normalizado hoy día que los jóvenes se reúnan para jugar a través de los móviles. Con la llegada de los juegos online, y sobre todo de Twitch, ha sido una locura. Pero ser gamer no es cuestión de suerte, no naces siendo bueno, hay un trabajo enorme detrás”.

Related Posts