Presidentes Hernández y Ortega firman Tratado Integracionista del Bicentenario: Honduras delimita fronteras con Nicaragua en el Mar Caribe y el Pacífico

por Ultima Hora
0 comentario

– Al firmar este Tratado, Nicaragua reconoce que su frontera marítima en el Golfo de Fonseca es con Honduras, ratificando el fallo dictado en 1992 por la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

– «Honduras y Nicaragua seguimos trabajando incansablemente y queremos destacar que este es un ejemplo de que hablando es como se entiende la gente, y este diálogo es un excelente resultado», destaca el presidente Hernández.

– “Este es un paso extraordinario de paz y de desarrollo para nuestros pueblos y que le dará oportunidades de empleos a nuestra gente», subraya Hernández.

– «Nicaragua y Honduras están cumpliendo con las resoluciones, fallos, de la Corte Internacional de Justicia de La Haya que dictó sentencias sobre temas fronterizos», explica el presidente Ortega.

– «Esta es una señal de unidad y de cohesión”, enfatiza el gobernante nicaragüense.

  El presidente Juan Orlando Hernández y su homólogo de Nicaragua, Daniel Ortega, firmaron este miércoles en Managua el Tratado Integracionista del Bicentenario que tiene como objetivo trazar una ruta de paz y prosperidad para ambos pueblos en el Golfo de Fonseca y mediante el cual los dos países delimitan sus fronteras en el Mar Caribe y el Océano Pacífico.

El evento se desarrolló en La Casa de Los Pueblos, con la presencia de ambos mandatarios; la vicepresidenta y primera dama de Nicaragua, Rosario Murillo, y autoridades de ambos países centroamericanos.

Al firmar este Tratado, Nicaragua reconoce que su frontera marítima en el Golfo de Fonseca es con la República de Honduras, ratificando de esta forma el fallo dictado en el año 1992 por la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

«Honduras y Nicaragua seguimos trabajando incansablemente y queremos destacar que este es un ejemplo de que hablando es como se entiende la gente y este diálogo es un excelente resultado. El pueblo de Nicaragua es un pueblo hermano de nosotros los hondureños», subrayó el presidente Hernández.

«Sin duda este es un paso extraordinario de paz y de desarrollo para nuestros pueblos y que le dará oportunidades de empleos a nuestra gente», resaltó.

El titular del Ejecutivo aseguró que hoy los pueblos de Honduras y Nicaragua están marcando un paso histórico en la integración de Centroamérica, basándose en el diálogo y los lazos de amistad para promover la paz y el desarrollo de la región.

«El sueño integracionista de Francisco Morazán está cada vez más cerca, se está dando un paso histórico para la región; se deja atrás un conflicto de muchos años y se inicia un camino de oportunidades para nuestra gente».

«Con mucha alegría, presidente Ortega, hoy los gobiernos de Honduras y Nicaragua firman el Tratado Integracionista del Bicentenario, que tiene como objetivo principal trazar una ruta de paz y prosperidad en nuestros pueblos», apuntó Hernández.

Enfatizó que «al firmar este tratado con Honduras, Nicaragua reconoce que su frontera marítima en el Golfo de Fonseca es con la Republica de Honduras, ratificando de esta forma el fallo dictado en el año 1992 por la Corte Internacional de Justicia de La Haya”.

«Aquí estamos ejecutando lo que dicen los fallos y mandamos un mensaje de respeto», indicó Hernández.

«Con la firma del Tratado que Delimita sus Fronteras Marítimas del Mar Caribe y del Pacífico, los gobiernos de Honduras y Nicaragua dan un ejemplo integracionista y de paz. Con el Presidente Daniel Ortega nos comprometemos a trabajar juntos por el desarrollo de nuestros pueblos», escribió el presidente Hernández en sus redes oficiales de Twitter y Facebook.

Soberanía

Este Tratado reafirma la soberanía nacional y reconoce los espacios marítimos que le corresponden a Honduras en el Pacífico.

Además, esto permitirá concretar la estrategia logística que Honduras ha venido desarrollando para enfrentar el futuro de una manera competitiva con la visión de convertirse en Centro Logístico regional y del continente.

El Golfo de Fonseca debe ser una zona de paz y desarrollo, de crecimiento económico y  de prosperidad para centenares de comunidades que dependen de toda la riqueza que posee.

Esto se alcanzará con el Plan de Desarrollo Sustentable del Golfo de Fonseca, que significa generación de empleos dignos para la población a través de la ejecución de  obras de infraestructura y otras iniciativas.

Un paso valiente

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, destacó la firma del Tratado con el mandatario hondureño, reconoció «que este paso no ha sido fácil» y exhortó a El Salvador a unirse a este plan de desarrollo.

«Con Honduras hemos logrado unir voluntades, pero han habido dificultades con el Gobierno de El Salvador; por lo tanto, los invito a que se unan. Los tres países tenemos salida hacia al mar y eso hay que delimitarlo para que se acaben los conflictos», dijo Ortega.

Agregó que «Nicaragua y Honduras están cumpliendo con las resoluciones, fallos de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, que dictó sentencias sobre temas fronterizos».

«Estamos hablando -prosiguió Ortega- de un paso trascendental e histórico que tiene que ver con el tema fronterizo con Honduras».

«Esta es una señal de unidad y de cohesión frente a lo que es el paso histórico que estamos dando esta tarde que pasa por la firma de estos decretos», afirmó el mandatario nicaragüense.

Frases del presidente Hernández en La Casa de los Pueblos:

«Sin duda este es un paso extraordinario de paz y de desarrollo para nuestros pueblos y que le dará oportunidades de empleos a nuestra gente».

«Creemos que el Golfo de Fonseca debe ser un lugar de paz y prosperidad, y (el Tratado firmado con Nicaragua) es un mensaje para el mundo».

Related Posts