La publicidad que le han dado a esta red social y la dificultad para formar parte de ella, la han convertido en el último grito. Desde que se creó a mediados del año pasado ha ido creciendo en popularidad. Ya le ha dado tiempo a ser la red social del momento en China y a que los censores del país asiático la bloquearán como a Twitter y Facebook para impedir determinados debates políticos.

Sin fotos, ni videos, aquí lo importante es escuchar y hablar. Esta es la peculiaridad de Clubhouse que nace de la popularidad de los podcast y crea un entorno donde fomentar el concepto de mesa redonda virtual y aprender sobre cualquier tema, mientras realizamos otra actividad.

Clubhouse se encuentra ahora mismo en una fase inicial en la que requiere invitación para poder entrar, además de un iPhone, pues solo cuenta con versión para iOS. Los creadores han confirmado que en breve lanzarán una versión para Android. Esto le da caché y la hace más interesante, como una especie de club privado de intelectuales.