Roberto Ramón Castillo: quien menos culpa tiene por la derrota del nacionalismo es Nasry Asfura

por Ultima Hora
0 comentario

El dirigente del Partido Nacional, Roberto Ramón Castillo, manifestó que quien menos culpa tiene por la derrota del nacionalismo es Nasry Asfura, porque existen coordinadores de campaña y asistentes que dirigen el esquema de lo que se hace.

Señaló que como candidato tienen la obligación y capacidad de tomar ciertas decisiones, «Tito Asfura fue un gran candidato a la alcaldía, pero desgraciadamente las estructura que apoyaba al Partido Nacional colapsó antes del proceso electoral».

Aclaró que no conoció a ninguno de los asesores externos que tenía Papi, pero eran 10, aunque nunca asistió a las reuniones de estructura, únicamente asistía a encuentros con Leonidas Rosa, Roberto Ordoñez, Marcio Sierra, Roberto Arguerta, miembros del voto duro que querían asesorar, pero no siempre se escuchó arriba donde estaba Jorge Carranza, David Chávez.

Castillo recalcó que tiene más de cinco años de no reunirse con Juan Orlando Hernández, pero reconoce que las acciones de la administración en el poder es lo que le pasó factura al candidato»el presidente debió haber echado un paso atrás en la campaña», por la corrupción, impunidad, no hubo acceso al voto duro como cuando estaba Callejas.

«Desde un comienzo, ya no había mucho qué hacer, y estábamos camino a la derrota, por lo cual hay que hacer un concilio y sentarnos a la mesa redonda, una refundación con personas que quieren participar», indicó Castillo.

Reconoció que sin Papi la derrota hubiese sido más catastrófica, porque era buen candidato, el problema es el instituto político que está formado por jóvenes, pero no identificaron que los jóvenes a nivel nacional no iban a votar por ellos, y en un 80 por ciento le dieron voto de castigo de los nacionalistas, y Libre debe entender que lo que le espera no es juego.

Concluyó que Papi puede continuar como candidato, pero debió de resolver los problemas de población que está en extrema pobreza por la pandemia y hospitales, no era con puentes, no debieron de cerrar los ojos eso les pasó con la dirigencia, como candidatos, asesores y gobierno central, y no podemos tapar el sol con un dedo.

Otra vez son dos partidos Libre y Nacional porque está con vida con 900 mil votos o un millón, contrario al Partido Liberal que ya dio lo que iba dar, pero el PNH sigue en la lucha, después de 12 años era hora de entregar el poder porque el poder eterno pierde a la persona, mientras el Monarca trabajará en la renovación del partido.

Related Posts