SERÁ NECESARIA UNA VACUNACIÓN MASIVA DE LA POBLACIÓN HONDUREÑA PARA ALCANZAR UNA INMUNIZACIÓN DE REBAÑO

por Ultima Hora
0 comentario

Con más de 170,000 casos registrados de COVID-19 en el país y más de 4,100 muertes según las cifras oficiales, es necesario que se realicen los procesos de vacunación masiva. Los datos epidemiológicos señalan que los casos de contagios siguen en aumento y que cada vez acuden más hondureños a los centros de triaje, quienes al llegar deben esperar en las salas de estabilización hasta poder ser trasladados a un hospital por la falta de cupos.

Para el destacado científico hondureño, el doctor Marco Tulio Medina, las vacunas son de beneficio especialmente para las personas en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) o quienes están en la primera línea, ya que la vacuna evita o reduce la posibilidad de que una persona pueda tener COVID-19, pero que desde el punto de vista epidemiológico general del país, es necesario alcanzar una vacunación masiva de al menos el 70% de la población con el objetivo de lograr el efecto de una inmunización de rebaño. Ante el panorama, es necesaria la llegada de las vacunas a Honduras en grandes cantidades.

ARSA y vacuna Sputnik V

Es de recordar que la semana pasada la Agencia de Regulación Sanitaria (ARSA) dio a conocer a la población hondureña, mediante un comunicado, que presentada la solicitud por parte de la Secretaría de Salud (Sesal) y luego de realizar la evaluación técnica de la documentación, se autorizó el uso de emergencia en Honduras para la vacuna Gam-COVID-Vac (Sputnik V).

En cuanto a la llegada de la vacuna Sputnik V a Honduras, el doctor Medina expresó: “Se inició un acuerdo que fue enviado al ministro de finanzas y a la ministra de salud para iniciar el acuerdo de obtención de la vacuna. Nosotros en la Universidad Nacional con Sir Salvador Moncada sabemos que ya se logró un acuerdo y ellos tienen que enviar el momento en que van a estar remitiendo estas vacunas. Desde el punto de vista de la Universidad nosotros estamos enterados de que el procedimiento se ha alcanzado, y que ese acuerdo ellos van a expresar ya públicamente en qué consiste. Esto implicó varios detalles, implicó incluso la aprobación de la vacuna por ARSA. El contrato fue remitido ya con observaciones por parte de Honduras a Rusia y ellos tienen que definir el momento en el  que van a remitir las vacunas”.

Medina señaló que Sputnik V ya había sido aprobada por 35 países incluyendo el Ministerio de Salud de Argentina y la autoridad regulatoria en México. La Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), con el apoyo del científico Sir Salvador Moncada, realizó una revisión de los datos científicos de la vacuna y los datos publicados en la revista científica de alto impacto The Lancet sobre la misma.

En el ensayo científico de la vacuna Sputnik V publicado en The Lancet, se muestra que entre el 7 de septiembre al 24 de noviembre del 2020, en total 21,977 adultos fueron asignados al grupo de la vacuna de forma aleatoria o al grupo de placebo. 19,866 personas recibieron dos dosis de la vacuna o de placebo 21 días después de la primera dosis de la vacuna, 16 casos de COVID-19 fueron confirmados en el grupo de la vacuna (de 14,964 participantes) y 62 casos en el grupo de placebo (de 4,902 participantes), la eficacia de la vacuna resultó ser del 91.6%

En América Latina ya hay siete países que han recibido la vacuna de SPUTNIK, entre ellos Argentina, Bolivia, Paraguay, Venezuela, Nicaragua y México.

Acaparamiento de las vacunas

Por su parte, Medina explicó que a nivel mundial las vacunas como Pfizer, Moderna y AstraZeneca tienen un cuello de botella y que están siendo implementadas en gran magnitud en Europa, Estados Unidos, y Canadá, por lo que es crucial hacer un arreglo con una vacuna que esté disponible para Honduras. Destacó que es importante que Honduras haga un acercamiento con todas las empresas que estén proveyendo vacunas.

“Creo que es prudente acercarse a todas las empresas que están proveyendo vacunas porque si no, vamos a estar en la cola del mundo, lo que va a ocurrir es que vamos a estar dos, tres años para poder salir de la pandemia. Entre más pronto mejor. Hay un problema mundial clarísimo y eso lo hemos discutido con Sir Salvador Moncada, del acaparamiento de los países desarrollados. Canadá ha acaparado hasta cinco veces su población, Estados Unidos tres, ahora nos están dejando;¿cómo vamos a acceder a la vacuna? y eso no es solo Honduras, es un problema bastante serio mundial, pero lo que si yo estoy claro es que la vacuna Sputnik V y probablemente las otras vacunas, me refiero a AstraZeneca, estarán disponibles, pero hay un cuello de botella porque ha sido acaparado por el resto”, manifestó Medina.

Inmunización de rebaño

Por otro lado, ante el aumento significativo de contagios y saturaciones en centros hospitalarios, la viróloga Wendy Murillo expresó que esto refleja que la población hondureña probablemente se cansó de las medidas de bioseguridad y se relajó ante el COVID-19, con un inicio de año 2021 mostrando altos índices de contagios influenciados por las festividades navideñas y los estragos naturales como Eta e Iota. Para la viróloga, las medidas de bioseguridad deberán continuar hasta que el 80% de la población hondureña esté vacunada. “La vacunación eficiente es cuando más del 80% empieza a estar vacunado, ya empezamos a tener protección, pero mientras no tengamos esos alcances de vacunación al principio, solo vamos a vacunar a las personas de riesgo. Tenemos que seguir con las medidas de bioseguridad”, explicó.

Aun estando vacunadas, las personas deberán continuar con las medidas de bioseguridad, como el uso de las mascarillas, el lavado de manos frecuente con agua y jabón, el uso de alcohol gel y el distanciamiento social. Cuando alguien se vacuna y tiene contacto con el virus el organismo responderá a este y la persona puede llegar a transmitir el COVID-19 a pesar de no tener la infección 100% establecida. Mientras el organismo esté tratando de contrarrestar la infección, la persona que fue vacunada puede infectar a otras que aún no estén vacunadas.

Para Murillo, es importante que la población hondureña esté consciente de que el virus sigue circulando, ya que por los momentos no existe una inmunidad colectiva. En torno al panorama que se avizora en 2021, según la historia de las pandemias, los expertos señalan que la pandemia continuará y se seguirán teniendo altos y bajos en cuanto al número de contagios.

Related Posts