Tormenta Eta castiga al sur de Florida con torrenciales lluvias y severas inundaciones

por Ultima Hora
0 comentario

El centro de Eta se alejó del sur de la Florida, pero sigue castigando la zona con lluvias torrenciales que han causado graves inundaciones en los condados Miami-Dade, Broward y Palm Beach que están bajo advertencia de tormenta tropical.

Eta, que tocó tierra en cayo Matecumbe a las 11 p.m. del domingo, se desplaza hacia el Golfo de México, pero sus bandas de lluvias, sus fuertes vientos, la marejada ciclónica y sus intensas lluvias continuarán azotando el sur del estado este lunes.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) informó que es un sistema grande y sus vientos con fuerza de tormenta tropical se extienden hasta 310 millas (500 Km) desde el centro de Eta.

Varias zonas del sur de la Florida permanecen bajo alerta de inundaciones repentinas y el Servicio Nacional de Meteorología advirtió a las personas que eviten salir de sus casas a menos que se encuentren en áreas muy inundadas o que estén bajo orden de evacuación.

Muchas calles en Miami-Dade y Broward están inundadas, mientras que canales y lagos se han desbordado debido a la gran cantidad de lluvia que ha arrojado la tormenta.

Los meteorólogos dijeron que desde North Miami Beach hasta Miramar y Weston han caído entre tres a cuatro pulgadas de lluvia y se pronostica un máximo de siete pulgadas.

En el suroeste de Broward los patios de muchas de las casas que colindan con canales y lagos están bajo agua.

Con casi siete pulgadas de lluvias cayendo durante la noche, la comunidad residencial de Silver Lakes, al sur de Pembroke Pines, fue uno de los vecindarios más golpeados por la tormenta tropical, con residentes despertándose el lunes para encontrar las calles y las entradas de sus garajes bajo agua.

El sector no está dentro de una zona de inundación y muchos huracanes han pasado a lo largo de los años sin dejar gran cantidad de agua acumulada, pero Eta elevó los niveles de los pequeños lagos de la comunidad, al acumular gran parte de las precipitaciones que cayeron en el área para inundar patios traseros y amenazar con alcanzar las viviendas.

Los vecinos, algunos de los cuales fueron despertados durante la noche por advertencias de severas inundaciones transmitidas a sus celulares, se mantenían dentro de sus casas dado que las calles eran demasiado peligrosas para el tránsito.

Según el Servicio Nacional de Meteorología, una advertencia de inundaciones severas estará en efecto en la zona hasta las 11 a.m.

En Lauderhill, Broward, un vehículo cayó en un canal el domingo en la noche y las autoridades rescataron a una persona y la trasladaron a un hospital en estado crítico. Reportes iniciales indicaron que el estacionamiento donde se encontraba el auto estaba inundado y al parecer el conductor no se percató de que estaba justo al lado del canal.

El CNH advirtió que en el sur y el centro de la Florida se esperan de dos a cuatro pulgadas de lluvias con cantidades aisladas máximas de 18 pulgadas, en zonas ya saturadas de agua por las 14 pulgadas de las lluvias del pasado octubre.

Se mantiene un aviso de tormenta tropical desde los Cayos de la Florida hasta Dry Tortugas, el lago Okeechobee y la frontera entre los condados Brevard y Volusia.

Las autoridades en Miami-Dade, Broward, Palm Beach y Monroe abrieron refugios, suspendieron las clases, el sistema de transporte público, los tribunales no están trabajando y muchos de los organismos públicos cesaron sus operaciones.

Un total de 24, 670 clientes estaban sin el suministro de luz, de los que 15,930 son de Miami-Dade y 8,740 de Broward, de acuerdo con cifras de la empresa FPL.

Eta mantenía vientos máximos sostenidos de 65 millas por hora (100 Km/h) y se pronostica que se convertirá en huracán en las cálidas aguas del Golfo de México.

La tormenta ha tocado tierra tres veces, incluyendo Florida, después de hacer primero en Nicaragua y luego en Cuba. En Centroamérica dejó una estela de destrucción y muerte.

Related Posts