YouTube prohíbe los vídeos en los que se desinforme sobre cualquier tipo de vacuna

por Ultima Hora
0 comentario

La plataforma de vídeos YouTube ha anunciado la prohibición de todos aquellos contenidos en los que se afirme que las vacunas son peligrosas para la sociedad y pueden causar problemas para la salud. Así lo ha expresado el sitio propiedad de Google en un comunicado remitido a los medios, entre ellos ABC, así como en una nueva publicación en su blog corporativo. En este, además, se destaca que las grabaciones en las que los usuarios afirmen que las vacunas no reducen la transmisión o la contracción de enfermedades, o que contengan información errónea sobre las sustancias empleadas para su fabricación, también serán eliminadas.

«Esto incluiría contenidos que afirmen falsamente que las vacunas aprobadas causan autismo, cáncer o infertilidad, o que las vacunas contienen sustancias que permiten rastrear a quienes las reciben», señalan desde la tecnológica. Asimismo se recoge que sus nuevas políticas «no solo cubren vacunas de rutina, como las del sarampión o la hepatitis B, sino que también se aplican a declaraciones generales sobre las vacunas».

La política impulsada por la plataforma de vídeos llega en un momento en el que las grandes empresas de Internet están dedicando, cada vez, más esfuerzos a limitar la desinformación sobre la salud. Algo que ha cobrado especial relevancia en tiempos de pandemia. Aunque, como explicamos, la medida afecta al contenido contra vacunas en general, YouTube destaca que, hasta la fecha, ha eliminado más de 130.000 vídeos por violar sus normas sobre las vacunas del Covid-19.

«Gracias a todo este trabajo hemos aprendido importantes lecciones sobre cómo diseñar y hacer cumplir a gran escala unas políticas más matizadas sobre desinformación médica. Colaborando estrechamente con las autoridades sanitarias, hemos procurado equilibrar nuestro compromiso con una plataforma abierta y la necesidad de eliminar contenidos tremendamente dañinos», explican desde Google.

Cabe recordar que la plataforma de vídeos ya prohibió los anuncios contrarios a la vacunación en 2019. Asimismo, el año pasado anunció que comenzaría a perseguir todos aquellos contenidos en los que se desinformase sobre las soluciones que se estaban desarrollando en laboratorios de todo el mundo para poner freno a la pandemia. Este nuevo movimiento llega apenas unos meses después de que Facebook, la red social propiedad de Mark Zuckerberg, anunciase, a su vez, la prohibición de cualquier contenido en el que se apuntase que las vacunas pueden suponer un riesgo para la salud.

Related Posts

Deje un comentario